Crisis en la crisis: un enfoque crítico sobre el colapso del Estado en Colombia [1]

 

Por Alejandro Teitelbaum[2]

 

Presentación

Me permito presentar un documento realmente esclarecedor, profundo, riguroso y sin concesiones oportunistas, sobre la crisis del Estado (burgués) en Colombia, producto del intercambio que he mantenido con regularidad en los últimos años con un equipo de trabajo integrado por activistas e intelectuales en ese país latinoamericano, quienes aplican «el método del análisis de la lucha entre clases como factor desencadenante del proceso histórico», como ellos mismos lo advierten en la nota metodológica de su documento.

 

A manera de presentación al mismo, queremos insistir sobre algo a lo que hemos dedicado un libro titulado El papel desempeñado por las ideas y culturas dominantes en la preservación del orden vigente, publicado por la Editorial Dunken de Buenos Aires en diciembre de 2015, cuya edición actualizada aparecerá próximamente en Colombia.

 

Las ideas y culturas que prevalecen en cada período de la historia corresponden a los intereses de las clases dominantes de ese período, cuya prioridad número uno es preservar el orden –económico, social y político– establecido que las beneficia, en lo posible con el consenso, más o menos pasivo de las mayorías y, cuando el consenso falta, con diversas formas y grados de represión, selectiva o de masas.

 

Algunas variantes de las culturas e ideas de las clases dominantes contaminan a la autodenominada izquierda o “progresismo”, llevándola a incurrir en divagaciones metafísicas y extravíos políticos.

 

Precisamos que llamamos metafísicas a las corrientes sociológicas y filosóficas que formulan teorías y proponen interpretaciones de los hechos puramente especulativas, indemostrables e inverificables, vecinas del misticismo.

 

Así se crea un clima intelectual poco propicio al análisis riguroso de los hechos el que consiste en estudiar cuidadosamente la estructura económica y las condiciones políticas, sociales y culturales de una sociedad dada y sus dinámicas y tendencias, incluso la relación de fuerzas de las clases sociales en pugna.

 

Todo ello situado en el marco del sistema económico-social internacional mundializado –denominado con más precisión el capitalismo contemporáneo realmente existente– el cual se caracteriza a escala planetaria por la concentración del poder económico, político, militar y mediático en un puñado de grandes potencias, por la extrema riqueza de una ínfima minoría por un lado y por la frustración y la pobreza de la mayor parte de humanidad  por el otro.

 

Los recientes acuerdos de paz celebrados en Colombia y el plebiscito que lo desaprobó ampliamente a través del NO y de la abstención, han dado lugar a un torrente de comentarios, algunos pertinentes y otros provenientes de líderes de opinión «progresistas» o de izquierda quienes, al margen de la realidad colombiana y del contexto internacional, han analizado el acuerdo y el resultado del plebiscito con los parámetros y la óptica del sistema dominante, alineándose así con la estrategia ambivalente (guerras devastadoras–paz de los cementerios) de las clases dominantes.

Ilustres representantes del leadership mundial estuvieron presentes en el show de Cartagena de Indias acompañados por connotados representantes del neoliberalismo periférico neocolonial y del «socialismo del siglo XXI». Todos disfrazados de blancas palomitas.

El show estuvo matizado con un toque de realismo mágico macondiano, protagonizado por el pasaje, a modo de advertencia, de los cazabombarderos Kfir que interrumpieron el discurso del jefe de las FARC.

A continuación se encuentra para un juicioso estudio el documento que hasta esta línea me he permitido presentar.

 

 

 

 

 

 

El mundo tiene sus ojos puestos sobre la dolida Colombia luego del estruendoso fracaso del presidente Juan Manuel Santos –acaecido el domingo 2 de octubre de 2016– para conseguir un apoyo plebiscitario al Acuerdo Final[3] alcanzado con las FARC. Luego de seis años de negociaciones en La Habana, acariciaba la posibilidad de ser ‘laureado’ con el Premio Nobel de la Paz,[4] así como hacer valedero su anhelo in pectore de ser designado un día no lejano Secretario General de la ONU. Pero como la vida está llena de tumbos y sorpresas al perder el plebiscito el Presidente que lo convocó ipso facto debería renunciar. No hacerlo evidencia un ‘déficit democrático’ y una falencia en su ética política que unos pocos se atrevieron a señalar. Por eso en su alocución nocturna de ese infausto domingo, al reconocer atribulado la adversidad del resultado alcanzó a trastabillar estas palabras: “…aún estoy en funciones…”.

 

Por un vericueto de la historia la cúpula de las FARC mutó –luego de 52 años de lucha armada– en una fracción de la burguesía agraria, comercial y financiera.[5] Por ello dejaron sus camuflados de revolucionarios en armas para pasar a utilizar un ropaje social-reformista.[6] [7]

 

Sea lo primero señalar que en la práctica el acuerdo suscrito es un acuerdo inter élites con un sector de la burguesía tradicional que les daría juego político y económico con la anuencia del gobierno de los Estados Unidos y la Unión Europea, quienes dieron su venia para arropar este cometido al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Para algunos se trata de un acuerdo entre “victimarios”: a un lado el Estado asesino con su aparato represivo y paramilitar, y al otro las FARC, que han incurrido en “delitos atroces y de lesa humanidad” –en términos del Estatuto de Roma–; dado este pacto entre “victimarios” el acuerdo creaba un sistema de justicia transicional con estándares mínimos, que conllevarían a una impunidad mutua;[8] cabe advertir que al no ser castigados tales delitos el ciclo histórico de violencia sistémica tendería a reproducirse en una nueva fase. Así fue como aconteció en 1957, cuando los responsables de La Violencia –los paramilitares de la época llamados ‘pájaros’ y ‘chulavitas’– fueron premiados durante el denominado ‘Frente Nacional’ al ser designados alcaldes y gobernadores, y electos a Concejos, Asambleas y Congreso Nacional. No sólo no se les condenó sino que se les reconocieron prebendas políticas como premio por su labor para contener el ‘comunismo internacional’ y asegurar su integración al régimen que dio origen al pacto oligárquico que se legitimó mediante el Plebiscito del 1° de diciembre de 1957.

 

En términos de la teoría de la revolución y de la historia se requiere –stricto sensu– superar el continuum de violencia contra el pueblo. La estrategia de la oligarquía ha sido perseverante, sistemática, coherente y exitosa para contener el comunismo libertario a lo largo de nueve décadas. El arco se abre con la Masacre de las Bananeras en 1928. Sigue con la muerte de Jorge Eliécer Gaitán cuyo perpetuador Laureano Gómez Castro mediante fraude asumió como presidente en 1950 con la argucia del ‘basilisco’ y del ‘ignaro pueblo’.

 

De igual forma aconteció con el líder guerrillero Guadalupe Salcedo asesinado luego de la desmovilización de las guerrillas liberales, las cuales desde los Llanos orientales iban a tomar el poder en 1952. Luego de los Acuerdos de La Uribe en 1985 a raíz de los cuales surgió la Unión Patriótica, víctima de un genocidio por el cual fue condenado el Estado colombiano.[9] El hito de la violencia en este período de desgobierno lo corrobora el magnicidio de cuatro figuras emblemáticas: Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, Luis Carlos Galán y Jaime Pardo. Hoy el arco continúa tenso y no se cierra aún.

 

Se pasa por un punto de inflexión en esta confrontación histórica que hunde sus raíces políticas en la naturaleza sanguinaria del poder oligárquico-imperialista y que sólo se resolverá dando curso a un cambio radical en el sistema de relaciones sociales de producción y el desmonte del Estado. Es necesario construir nuevas formas de poder comunitario que gobiernen territorios autónomos ordenados por unidades eco-sistémicas (regiones hídricas), que logren armonizar la actividad agroalimentaria con los procesos socio-ambientales, a través de la planeación socio-económica que posibilita la ejecución de planes participativos para el bien vivir. Una administración pública –digna de llamarse pública– que funciona liberada del tráfico de las necesidades humanas por parte de la clase política y sus partidos.

 

La violencia de la oligarquía ha sido de una execrable crueldad, –incluidas torturas, decapitaciones, desapariciones, hornos crematorios, asesinatos, masacres– durante nueve decenios, en el campo fue la obra de sicarios pagados por la oligarquía terrateniente para despojar de sus tierras a los campesinos –que pasaron a la situación de desplazados–[10] y también para exterminar y perseguir a los trabajadores urbanos y sindicatos de clase. Los afrodescendientes[11] e indígenas[12] igualmente perseguidos. En los días agitados que corren se debe quizás hacer notar que mientras se celebra –y se otorga el Nobel a la “voluntad de paz” del gobierno– continúan la persecución y los asesinatos. Por ello es apenas obvia la decisión por parte del Secretariado de las FARC de retirar sus contingentes a zonas seguras.[13]

 

Retomando el punto sobre el “pacto entre victimarios” considera el constitucionalista Jaime Araújo:

 

 

…quienes están negociando el proceso de paz, son los victimarios, no las víctimas y lógicamente los victimarios de uno y otro lado, tratan de obtener provecho; en algunos casos de un grupo sobre otro; y en otros casos para grupos a costa de la sociedad civil y de sus víctimas.

 

El ejemplo, más claro, de beneficio mutuo, es el de la responsabilidad penal, donde los actores armados, han pactado una transición hacia la impunidad, total o parcial; no pudiendo nivelarse por arriba (que sería la hipótesis de que ninguno violó derechos de la sociedad civil); ni colocarse uno sobre el otro (que sería la hipótesis de que un actor respetó los derechos de la sociedad civil y el otro los violó), han decidido nivelarse por abajo (que es la hipótesis real, de que tanto el Estado, como los grupos al margen de la ley, ambos, han violado derechos de la sociedad civil); auto absolviéndose, pactando la impunidad total o parcial, para ambos actores armados y desconociendo de paso los derechos de las víctimas a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la garantía de no repetición.[14]

 

 

Por su parte los sectores de la ‘izquierda democrática’ fueron cooptados por el Gobierno de Santos mediante una maniobra que consistió en designar como Ministra de Trabajo a la Presidente del Polo Democrático Alternativo, mientras que desde la Oficina del Alto Comisionado de Paz se organizó un plan de sicología de masas denominado ‘La conversación más grande del mundo’ con apoyo de los principales empresarios, los medios masivos de comunicación y su brazo ‘armado’ las encuestadoras para convencer a la opinión que el acuerdo “era el mejor posible”[15], “ejemplo para el mundo”, “oportunidad histórica”, “sin vencedores ni vencidos”,[16] “el fin de la guerra”,[17] etcétera, creando un esquema binario en el imaginario colectivo SI = PAZ, NO = GUERRA.

 

 

Así las cosas un proceso político lo intentaron conducir/convertir en una maniobra mediática. Esa instrumentalización no funcionó como a continuación vamos a explicar.

 

El grueso de la población ni se pronunció ni se conmovió, ni se organizó ni participó, en el curso del proceso que conllevó al “acuerdo final para terminar el conflicto y construir una paz estable y duradera”. La Mesa de La Habana asumió que los periplos de selectas personalidades, académicos y víctimas del conflicto armado –que incluía miembros de la ‘fuerza pública’–, foros académicos, páginas web habilitadas, documentos, informes y correos electrónicos nunca revisados;[18] se debía interpretar como participación, o al menos eso quisieron hacer significar.[19]

 

 

La convocatoria que se hizo por parte de las centrales sindicales, organizaciones sociales y políticos de la ‘izquierda democrática’ y la ‘derecha moderada´ para una votación favorable al plebiscito, sacó a flote sus matices con posturas ambivalentes y dubitativas que se concretaron en dar un SÍ condicionado, como en el protuberante caso del vicepresidente y precandidato presidencial Germán Vargas Lleras y su partido político Cambio Radical; esta postura, como cálculo electoral, le otorgaría un amplio margen de juego al senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez.

 

El otro caso es el del senador Jorge Robledo, quien expresó su amplio optimismo por el acuerdo final, pero se mostró bastante pesimista de los frutos que puedan desprenderse de este acuerdo; Robledo se declaró “realista” identificado con el propósito de desmovilizar a las FARC. Tal incongruencia resultó en una enclenque capacidad propositiva que produjo un efecto lesivo a la campaña del SI.

 

La campaña por el NO presumió firmeza y a la vez careció de argumentos, recurriendo a la defensa de la tradición, la familia y la propiedad, agitando el miedo al comunismo (el ‘castro-chavismo’) y denunciando sin cortapisa la degeneración perversa de la ‘ideología de género’ (la propagación del homosexualismo) que caló hondo en el ‘alma nacional’ alimentada con paciencia monacal bajo la fanática consigna de ‘dios y patria’.[20]

 

 

La campaña del SI contaba con el apoyo de la academia y de la intelectualidad financiada a través de agencias internacionales, caso especial el llamado “Centro de Pensamiento para la Paz” de la Universidad Nacional de Colombia que asesoró la Mesa de La Habana, y asumió por encargo la realización de diversos foros para garantizar “la participación de la sociedad civil” y crear así un parapeto ante la opinión; adelantaron in genere estudios mediocres y reciclados sobre los orígenes del conflicto y las víctimas, que no lograron crear la mampara para ocultar dos problemas de fondo: el de los ‘secuestrados’ y el de los menores reclutados.[21]

 

 

Vale señalar que las ONG expertas en derechos humanos se prestaron para estos indelicados manejos a la espera de jugosos aportes provenientes de la ‘cooperación internacional’ en la fase del posconflicto. Como bien se sabe el papel de los intelectuales es elaborar el discurso legitimador del régimen y el de las ONG rellenar las fisuras que lo debilitan.

 

El punto esencial del acuerdo es una pieza maestra de la ciencia jurídica contemporánea que contó con la asesoría de constitucionalistas de la talla de Juan Carlos Henao, Manuel José Cepeda, dos eminencias al servicio del gobierno cuya delegación estuvo encabezada por el excelso jurista Humberto de la Calle, más los servicios del experto gringo en derecho internacional humanitario Douglas Cassel de la Universidad de Notre Dame; del lado de las FARC el jurista español Enrique Santiago, experto en derecho penal internacional, el abogado colombiano Álvaro Leyva Durán, ideólogo conservador quien llevó al acuerdo la idea-fuerza según la cual “el derecho a la paz es la base del ejercicio de todos los demás derechos”, y el penalista Diego Martínez miembro del partido comunista.[22]

 

 

El punto de partida se halla en noviembre de 2012 cuando las FARC dirigieron una carta al CICR en la que advertían que el acuerdo al que se llegase con el gobierno sería un acuerdo especial en el marco de los Acuerdos de Ginebra. El Acuerdo una vez firmado sería depositado como instrumento de derecho internacional y entraría a formar parte del ‘bloque de constitucionalidad’, esto es, parte integral de la Constitución Política de Colombia, así se blindaría el acuerdo con una conditio sine qua non: su refrendación por una mayoría en un plebiscito a realizarse el 2 de octubre de 2016. Esa refrendación fue la que no se obtuvo.[23]

 

 

Luego del estruendoso fracaso se dio curso a una negociación con los triunfadores del NO a los Acuerdos con el objetivo de diseñar una nueva etapa en La Habana sobre el punto de justicia transicional para que los responsables de delitos de ‘lesa humanidad’ cobijados por el Estatuto de Roma del cual es parte Colombia “paguen cárcel” (con énfasis en los miembros del Secretariado). Este es un punto de fondo que define el pulso actual.[24]

 

 

Colombia está infestada de bandas paramilitares anticomunistas hiperactivas dirigidas con hilos invisibles por la CIA y la 'inteligencia militar'.[25] Un aparato que funciona en el ámbito supranacional bajo códigos secretos que dejó como herencia la tristemente célebre ‘Guerra Fría’. Una institución útil para preservar la ‘seguridad del Estado’, una tarea central que impone la ‘Doctrina de la Seguridad Nacional’ que consiste en la sujeción del mando operacional al Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos, un anillo de seguridad en torno al área geoestratégica del Hemisferio Norte (Japón, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, Italia, Alemania y países nórdicos en contraposición a las fuerzas que se controlan desde Moscú y Pekín).[26]

 

Dado el fracaso del plebiscito puede tomar 'sentido' la fórmula clásica del derecho público burgués -para retomar los hilos del poder-: la manida constituyente (a la que juegan tanto las FARC y el uribismo hasta hoy), cuando de lo que se trata -desde nuestra óptica histórica- es de impulsar una destituyente y dar forma a 'comunas' en territorios autónomos con autogobiernos propios.

 

Valorar el papel estratégico subcontinental del ELN en esta enrevesada coyuntura táctica, cómo se sabe es una organización política-militar que honra la memoria de Camilo Torres y Ernesto Guevara, se asume a sí misma como 'comunidad en armas', y tener la fuerza ética revolucionaria para no dejarse distraer por los 'cantos de sirena' del régimen e incurrir en las prácticas descompuestas de las ex FARC~EP.[27]

 

Debe agregarse un punto que se escapa a los opinadores/habladores de oficio -generalmente sumergidos en el positivismo de la sociología aderezado con el funcionalismo de la ciencia política que no puede ser sino burguesa-: el plebiscito fracasó gracias a que el 80% del electorado conformado por un 63% de abstencionistas y un poco más del 17% de los electores no le hizo caso ni a los partidos ni a los políticos, ni al pútrido Estado y sus secuaces; así las cosas los del NO quedaron sorprendidos y los del SI estupefactos.

 

Una serendipia política que cayó en manos del mayor ‘enemigo político’ de Santos cuyo propósito ahora es deshacer el Acuerdo con el apoyo del Fiscal General de la Nación y forzar a Santos a retirarse del cargo.[28]

 

 

En conclusión:

 

El liberalismo como doctrina es el trasfondo del Acuerdo de La Habana, los 'críticos al sistema' han entrado a su redil ideológico y se empeñan en cómo lograr que el liberalismo colombiano cumpla su programa social. Se constata en estos convulsos días que aún se acaricia una idea romántica de lo que es la ‘izquierda’ que en verdad es una prolongación de la ‘derecha’ y viceversa.

 

Lo importante es no confundir la propaganda con la realidad y descreer del derecho. La realidad la explica la naturaleza de las relaciones sociales de producción. Las otrora FARC tienen el proyecto de articularse con la burguesía colombiana en la tarea de “democratizar y modernizar el país”.

 

Más allá de su hilvanada factura, de sus interesantes intercisos, de su envolvente fineza retórica, el Acuerdo con el Gobierno Santos en lo que tiene que ver con las FARC, es una cruda –más no tardía– interpelación al liberalismo colombiano para que cumpla con las reformas que no efectuó desde cuando el presidente Alfonso López Pumarejo en 1934 encabezó la “revolución en marcha con su aliado el partido comunista colombiano al que denominada “mi partido liberal chiquito”.

 

El Estado profundiza su carácter ilegitimo dado que como Estado-nación no puede responder por los derechos constitucionales de los ciudadanos que cobija pues no logró establecer una adecuada administración pública por la corrupción rampante, ni alcanzar una República como forma institucional en la que no gobierna la oligarquía.

 

Así el presidencialismo y el centralismo como rasgos del poder en Colombia impiden se desate el nudo gordiano de la crisis en curso que tiende a su profundización. La salida institucional de nuevo se sale con la suya. Así quienes detentan del poder permanecerán nerviosos atendidos por su servidumbre y disfrutando las cómodas de la Casa de Nariño. Aún no están compelidos ni interpelados como para tener que correr angustiados buscando la puerta trasera de su averiado palacete, lo que sólo sucederá hasta cuando se produzca la revolución social.

 

Bogotá, 10 de octubre de 2016.

 



[1] Se advierte al lector que este trabajo sigue el método del análisis de la lucha entre clases como factor desencadenante del proceso histórico, se esfuerza en contar con la debida sustentación argumentativa y tener soporte en fuentes de rigor. Es una minuta que reseña un debate abierto y permanente. El trabajo escrito se produce en forma colectiva -sin línea política partidaria ni punto final-, y se asume cómo una acción ideológica contra-hegemónica.

[2] Alejandro Teitelbaum es abogado, licenciado por la Facultad de Derecho en la Universidad de Buenos Aires y diplomado en Relaciones Económicas Internacionales por el Instituto de Estudios del Desarrollo Económico y Social de la Universidad de Paris I. Desde 1985 hasta 2006 fue representante, sucesivamente, de la Federación Internacional de Derechos Humanos y de la Asociación Americana de Juristas ante los organismos de Naciones Unidas con sede en Ginebra (Suiza). Es experto y promotor del ‘derecho al desarrollo’. Teitelbaum es autor de reconocida trayectoria intelectual y política con una óptica marxista. Entre sus obras se destaca por su importancia el libro La armadura del capitalismo. El poder de las sociedades transnacionales en el mundo contemporáneo, Editorial Icaria, Barcelona, 2010.

[3] Huertas Díaz, Omar y José Gerardo Candamil Pinzón (editores) (2016). Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera logrado a los 24 días del mes de agosto de 2016 en La Habana, Cuba, entre el gobierno nacional y las Facr-Ep. Bogotá: Grupo Editorial Ibáñez.

Una lectura del Acuerdo merece tener en cuenta este enfoque "La paz no llega sólo con firmar un acuerdo" he ahí la clave del argumento sobre 'lex pacificatoria', al respecto revisar: http://www.semana.com/nacion/articulo/derecho-en-procesos-de-paz-habla-christine-bell/474441

Sobre los limitados alcances del Acuerdo léanse las consideraciones del Padre Javier Giraldo en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=217357&titular=%BFpaz-en-colombia?-

[4] Sobre el significado del Nobel a Santos debe anotarse que si no lo comparte con Rodrigo Londoño Echeverri, Comandante de las FARC, -más conocido por su nombre de guerra Timoléon Jiménez como el apodo de Timochenko-, el Comité muestra su falta de coherencia pues en 1994, Arafat recibió el Premio Nobel de la Paz, junto a Isaac Rabin y Shimon Peres, por las negociaciones de Oslo. Además el Nobel de la paz no tiene valor moral alguno siendo que lo recibieron guerreristas como Obama y Kissinger. Para el caso personal de Santos véase: http://colomdick.blogspot.com.co/2016/10/premian-el-inventor-de-los-falsos.html?m=1 . Para una explicación reaccionaria consúltese en: http://www.periodismosinfronteras.org/paz-a-cambio-de-petroleo.html

[5] Al respecto opina Fernando Dorado: “El pacto de Paz entre las FARC y el gobierno que encabeza el presidente Santos, es un convenio entre el imperio global (no sólo los EE.UU.), la burguesía transnacionalizada, la burguesía burocrática y un sector de la burguesía emergente surgida durante los últimos 40 años en zonas de colonización y regiones marginadas del país, pero que hoy tiene presencia en ciudades y otras regiones de Colombia. La mayoría de los grandes terratenientes y la gran burguesía agraria entendieron que el acuerdo no afectaba sus intereses y apoyan el proceso de paz. Algunos sectores como los empresarios cañeros y grandes cafeteros se muestran evasivos no por intereses económicos sino por enfoques políticos y discrepancias puntuales”. Léase su artículo “Los trabajadores colombianos y el pacto inter-burgués” en: https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com.co/2016/09/los-trabajadores-colombianos-y-el-pacto.html#.V_R0kODhDNN

Por su parte el periodista Eccehomo Cetina explica con acritud la forma de circulación de ingentes masas de capital-dinero bajo el control de las Farc: “Circula mucho más de lo que se cree. En forma de fincas, hatos, minas ilegales, compraventas de oro y empresas en testaferrato, en microempresas y cooperativas, en inmuebles y guacas o caletas en efectivo que poco a poco es puesto a circular. Han lavado a través de tierras y negocios e inversiones filtradas al sistema financiero, pero la firma de la paz es la mayor de las estrategias de la guerrilla para lavar su fortuna. La salida política fue su salida económica, como su fortuna producto del crimen fue el combustible de su guerra irregular”. Consúltese: http://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-banco-secreto-selva-articulo-657609 [29 de septiembre de 2016]. También: http://www.kienyke.com/salydulce/banco-farc-proceso-de-paz/

Para una mirada reaccionaria de este delicado asunto veáse: http://www.actuall.com/criterio/democracia/colombia-rodillas-tertsch-desenmascara-la-falsa-paz-las-farc/

Las FARC-EP con fecha 1° de octubre reconocieron la existencia de una “economía de guerra” que les proveyó la base financiera para su accionar con disponibilidad de excedentes para atender sus obligaciones de reparación económica a sus víctimas como puede leerse en: http://www.farc-ep.co/comunicado/farc-ep-procedera-a-declarar-economia-de-guerra.html .

[6] Dispuso el Acuerdo Final con exultante optimismo que “con el ánimo de consolidar aún más las bases sobre las que se edificará la paz y la reconciliación nacional, una vez realizado el plebiscito, convocarán a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un a concertar un gran ACUERDO POLÍTICO NACIONAL, encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social” (op. cit., p. 22). El lunes 3 de octubre cuando el plebiscito fracasó el Comandante Timochenko se permitió recordar que: http://www.wradio.com.co/escucha/archivo_de_audio/desde-el-principio-planteamos-que-es-necesario-un-pacto-nacional-rodrigo-londono/20161003/oir/3263122.aspx . Al respecto consúltese la reflexión de Francois Houtart “Pacto Nacional de ‘izquierda’ ¿con burguesía? ¿Cómo entenderlo?”, en: http://kaosenlared.net/colombia-refrendacion-lejana-a-la-justicia-social/

[7] En extensa entrevista para la revista Semana expresó Timochenko el 30 de enero de 2016: “Nosotros nunca hemos dicho que estamos en contra de la propiedad privada. Nosotros de lo que estamos en contra es de la sobreexplotación de la gente, estamos en contra es de la inequidad tan grande que hay en la distribución de la riqueza en Colombia, de que somos uno de los países más inequitativos del mundo, más corruptos del mundo y donde hay mayor impunidad. Si logramos entrar a superar esos tres elementos, podemos entre todos construir una Colombia más amable”. Véase: http://www.semana.com/nacion/articulo/timochenko-vamos-a-hacer-politica-sin-armas/458573

[8] Un lectura taxativa desde el formalismo jurídico puede constatarse en: http://rebelion.org/mostrar.php?tipo=5&id=Jorge%20Freytter-Flori%E1n&inicio=0

[10] En un documento de estricto carácter oficial titulado Campesinos, tierra y desarrollo rural. Reflexiones desde la experiencia del Tercer Laboratorio de Paz editado por la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional - Unión Europea, consultable en: https://eeas.europa.eu/delegations/colombia/documents/projects/cartilla_tierra_y_desarrollo_lab_paz_iii_es.pdf reconoce sin tapujo que: “...El desplazamiento y en particular el despojo, la perdida y/o el abandono forzado de las tierras en Colombia tienen magnitudes, complejidades y efectos devastadores para millones de ciudadanos y ciudadanas. Las cifras oficiales señalan que la población desplazada supera las tres millones de personas e involucra a más de 700 mil hogares, de los cuales durante los últimos 25 años, 450.000 perdieron sus tierras por despojo. Regiones con altos niveles de despojo de tierras incluyen el sur de La Guajira, Norte del Cesar, Montes de María, Urabá, Catatumbo, Magdalena Media, Antioquia, Nariño, Putumayo, Cauca, Casanare, Arauca y Meta. En total de las tierras despojadas y abandonadas que suman 6 millones de hectáreas, la mitad tiene trámite de protección y corresponde a una superficie del 5,9% del área agropecuaria del país.10 25. El índice Gini de concentración de tierras ha incrementado a partir del año 2005, ubicándose en niveles de 0,86 y 0,89 respectivamente” (p. 14).

[11] Sobre el impacto del conflicto en los afrodescendientes revísese: http://centromemoria.gov.co/wp-content/uploads/2013/11/GTZ_AFROS_1_2_.pdf

[12] Según la ACNUR “La Corte Constitucional Colombiana ha advertido que al menos 35 grupos indígenas se encuentran en peligro de extinción a causa del conflicto armado y el desplazamiento (Auto 004 de 2009 y Auto 382 de 2010). Algunos se encuentran en situaciones más críticas que los demás. La protección a estas comunidades vulnerables, presente en la legislación colombiana, debería ser garantizada”. Al respecto puede revisarse el informe http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/Pueblos_indigenas/2011/Comunidades_indigenas_en_Colombia_-_ACNUR_2011.pdf

[13] Vale traer a colación el aserto de Alfonso Cano, quien fuese Comandante de las FARC, en su discurso durante el lanzamiento del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia en el año 1999: “…en Colombia la búsqueda de soluciones políticas tiene en el Estado a su irreductible enemigo”. Véase: https://www.youtube.com/watch?v=ExDi0qH6Bak (a la altura del minuto 7:15).

[14] Araújo Rentería, Jaime (2016). La sociedad civil mira la paz. Bogotá: Gente Nueva, p. 12. Al respecto consúltese: http://www.semana.com/nacion/articulo/claus-kress-habla-sobre-la-decision-de-la-cpi-sobre-acuerdos-con-las-farc/492401

[15] Una mirada pragmática y por tanto incongruente que descalifica el acuerdo pero a la vez lo avala puede leerse en: https://www.facebook.com/notes/argenpress/las-multinacionales-y-la-paz-en-colombia/1029072880539045

[16] En entrevista con Julio Sánchez Cristo de la W Radio el general Mora Rangel se ratificó en que la negociación de La Habana fue resultado de la derrota militar de las FARC propinada por el Ejército Nacional, dijo con firmeza en una larga interlocución en la emisión del martes 27 de septiembre de 2016. No obstante, el discurso militar en boca del Comandante del Ejército, General Mejía Ferrero, había merecido este comentario: http://m.elheraldo.co/columnas-de-opinion/discurso-285994

[17] Oígase "El Reporte Colombia. No acaba la guerra mientras persistan las causas que la originaron”, en: http://m.ivoox.com/acabo-guerra-no-parte-ella-audios-mp3_rf_13034822_1.html

[18] Así lo reconoce el negociador de las FARC Jesús Santrich a la altura del minuto 18 de la siguiente entrevista: https://www.youtube.com/watch?v=Xjy_aDalNt4

[19] Del laureado escritor William Ospina léase su esclarecedora columna: http://www.elespectador.com/opinion/el-pais-invisible

[20] Al respecto detállese el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=VaGJdeC0TW8 ; la habilidosa táctica electoral del Centro Democrático la reveló el Gerente de la Campaña del NO, el exsenador Juan Carlos Vélez: http://www.semana.com/nacion/articulo/plebiscito-por-la-paz-juan-carlos-velez-revela-estrategia-y-financiadores-del-no/497938 . Estas declaraciones conllevaron su renuncia de la organización que acaudilla el expresidente Uribe Vélez.

[21] Al respecto léase la siguiente declaración de las FARC. http://pazfarc-ep.org/comunicadosfarccuba/item/3537-salida-de-menores-de-edad-de-campamentos-es-decision-bilateral.html . Debe anotarse que la procreación conllevó a que en las filas de la guerrilla se reprodujeran al menos cuatro generaciones de insurgentes a lo largo de seis décadas, y que tanto la milicia como la vocación revolucionaria se transmitieran de padres a hijos y luego a nietos, a través de escuelas y centros de formación, en tal sentido no puede hablarse de “reclutamiento de menores”.

Por su parte la Federación de Víctimas de las Farc -cuyo presidente el periodista Herbin Hoyos- fue excluido de las delegaciones de víctimas que selectiva y con pinzas eran seleccionadas para ser llevadas a la Habana-, el problema real de las víctimas no se resolvió: en 2010 se encontraban más de 400 secuestrados en poder de las FARC y un número considerable de menores reclutados en sus filas. Véase al respecto: https://www.youtube.com/watch?v=PWevTnWEleo ; http://www.las2orillas.co/el-periodista-herbin-hoyos-se-salio-con-la-suya/ ; también http://www.lasvocesdelsecuestro.com/quienessomos_autor.php y http://reconciliacioncolombia.com/web/historia/2129/las-victimas-de-las-farc-crean-su-propia-organizacion

En igual sentido se expresa la ONG Víctimas Visibles que dirige Diana Sofía Giraldo http://fundacionvictimasvisibles.org/fundacion y la congresista Sofía Gaviria http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/entrevista-con-la-senadora-sofia-gaviria-sobre-victimas-y-farc/14462098

[23] El contexto previo del 2 de octubre puede percatarse con penetrante sarcasmo en el informe “El proceso de paz, desde la mirada de Matador”: http://www.eltiempo.com/multimedia/fotos/poltica3/caricaturas-del-proceso-de-paz-matador/16712870

[24] Léase la constancia de los congresistas del Centro Democrático Carlos Felipe Mejía en: http://www.centrodemocratico.com/articulo/la-verdadera-paz-nace-de-la-existencia-y-la-aplicacion-de-justicia-senador-mejia y de Alfredo Ramos en: http://www.centrodemocratico.com/?q=articulo%2Fopinion-propuesta-de-negociacion-para-construir-una-paz-verdadera-basada-en-principios  versus la postura de Enrique Santiago asesor jurídico de las Farc, en: http://anncol.eu/opinion/item/5321-enrique-santiago . Siguiendo esta última línea el Comandante Timochenko asevera junto con el Secretariado en declaraciones desde La Habana de fecha 4 de octubre de 2016 que el acuerdo ya quedó como definitivo y no renegociable: https://www.facebook.com/notes/argenpress/las-multinacionales-y-la-paz-en-colombia/1029072880539045

[26] En ese contexto de confrontación mundial y pugnacidad en Colombia, brilla la candidez con la que escribe la filósofa estadounidense Martha C. Nussbaum en carta abierta del 25 de agosto de 2016: “En todas las democracias las personas disienten, y algo que me impresionó grandemente de los colombianos es el amplio interés en el debate público y en el intercambio respetuoso de las ideas. Deseo que mi propio país pueda alcanzar eso. Espero que ustedes se aferrarán a estos compromisos admirables en este momento difícil y no buscarán el camino más fácil pero vacío de la retórica narcisista”.

[28] Detállense las emisiones de Noticias Uno del sábado 8 y en esp. la del domingo 9 de octubre de 2016 en: http://noticiasunolaredindependiente.com/category/emisiones/archivo/

 

Descargue aquì la versión PDF
Crisis en la crisis, notas sobre el cola
Documento Adobe Acrobat 338.5 KB

Viernes de Fogata: Reflexión y Represión

Por: Andrés Barbosa

 

El día jueves 25 de febrero los estudiantes se reunieron alrededor de una gran fogata en la Plaza Ché, hablaron, rieron y bebieron; varios de ellos amanecieron…  Otro viernes en la universidad; uno de los jóvenes, excitado y ebrio subió al andamio puesto en la Biblioteca Central, gritaba y vociferaba contra todos, contra el país, contra el mal gobierno, contra la hipocresía de la gente y la ignorancia de su situación, no todo era entendible.

 

La multitud no tardó en concentrarse alrededor del orador exaltado, comenzaron las recriminaciones de algunos, “vienen a emborracharse”, “así no se mejora la universidad”, “fuera, fuera…”, “quién va a limpiar ese desorden, ¿usted?”;  a su vez, algunos se dirigían a los estudiantes que le recriminaban al orador, “la universidad está en crisis y usted se indigna por una fogata”, “la discusión de fondo es la universidad real y no su apreciación estética”, también los celadores de SERVISION y la DVS hacían presencia, uno de ellos gritaba hondamente “la voz del pueblo habla” a la réplica del “fuera, fuera”…  ¡curioso! viniendo de la seguridad que se presenta como contraria a los estudiantes y con los cuales ha tenido no pocos enfrentamientos.

 

La muchedumbre se mantuvo un par de horas, algunos estudiantes trajeron extintores de la biblioteca y apagaron la fogata, un tractor vino y recogió parte de los maderos, todo al calor de la discusión y de los personajes que se enfrentaban a los celadores que apagaban la fogata. La situación, con todo, suscitó discusión, en mi sentir,  con el foco en dos elementos: 1)  la universidad como centro de “perdición, drogas y alcohol”, un espectáculo donde el desorden (en este caso la fogata) no deja estudiar; 2) la universidad que se enfrenta a la realidad de desaparecer y dónde quienes son privilegiados de habitarla no la defienden.

 

Lo sucedido el mismo viernes en la noche es preocupante y da no pocos interrogantes.  En lo que parece no otra cosa sino coordinación de una operación conjunta entre la Policía y la seguridad de la universidad en cabeza de la DVS, hacia las 10 PM tres patrullas de la policía llegaron por un lado y la DVS por el otro a la salida vehicular de la universidad ubicada entre la capilla y la Cr 30, detuvieron y arrestaron al joven “Thomas” que salía por ahí con otros amigos, le pincharon la moto y los registraron. Thomas tiene una chaza en la Plaza Ché entre la playa y el León de Greiff y conoce a los protagonistas de la fogata ese día, su paradero es desconocido. 

 

 

Varias preguntas: ¿por qué lo sucedido en la mañana conllevó a una operación esa noche?, ¿cuál fue la participación de la seguridad de la universidad en el hecho?, ¿nos preocupa realmente el destino de la universidad?, ¿qué es importante: una fogata en la universidad, beber  o la progresiva desfinanciación de la misma? ¿cómo sentarnos a proponer y resolver los problemas? Creo que el debate está abierto y hay que hacerle cara, por un lado sobre la universidad y su uso, es relevante mas no importante en el contexto, lo prioritario y urgente es discutir y organizar los pensamientos en acciones, la comunidad universitaria debe defender su institución, debe parar el estancamiento que atraviesa y que amenaza a la nación a condenar a sus hijos  a la ignorancia, sin la educación pública no habrá otro país posible, es un paso para avanzar en la paz con justicia social.

PASAJEROS DEL VUELO 3935,                                                   FAVOR APEARSE DE LA NAVE ¡YA! 

Por JE-Cordero-Vi, Bogotá, febrero 2016 

 

Aunque no lo crean, hay gente que niega el calentamiento global incluso mirando el incendio. ¿Por qué pasa eso? ¿Qué podemos hacer frente al reto más peligroso jamás enfrentado?   

 

Hay mucha gente que no sabe nada o muy poco sobre el calentamiento global. Por lo tanto es feliz, vive en el paraíso y no se altera pensando en que sus nietos vivirán con una mochila al hombro medio año huyendo de la sequía y medio año huyendo de las inundaciones. Esta categoría que podríamos llamar "felices" podemos disculparla porque la información o la experiencia no son suficientes para tener conciencia del problema. 

 

Pero existe una categoría llamada "negacionistas" que a pesar de conocer todas las evidencias científicas se opone a cualquier solución. ¿Por qué lo hace? Ya intentaré una explicación. Y hay una tercera categoría que podemos llamar "evasivos". Está conformada (más o menos) por gente educada de clase media, informada, pero que "mira para otro lado" porque siente miedo y prefiere no perturbar su estado de felicidad eterno. Ellos siguen como si nada, como cuando un pariente tiene una enfermedad terminal y es mejor "no hablar del asunto" para no encoger el corazón.    Dentro de los "evasivos" hay un sector que se atreve a participar poniendo en práctica cambios individuales, como reciclar las basuras de su casa, consumir productos que no hayan requerido "demasiada" emisión de carbono en su fabricación o en su transporte (productos locales) o que no hayan consumido agua en exceso en esos procesos. Aunque la solución global pasa por esos cambios, lo que estos bien intencionados no saben es que la cuenta regresiva del calentamiento va tan acelerada, que se necesita masificar y radicalizar acciones y políticas para que lleguemos a tiempo de evitar una extinción masiva de especies. 

 

Dice Naomi Klein, autora del libro "Esto lo cambia todo, el capitalismo contra el clima" (Edit. Paidós 2015), que la mayor parte de los humanos somos pasajeros del vuelo 3935. Cuenta ella que durante el verano de 2012, uno que ostenta record por caliente, abordó un avión en una ciudad estadounidense pero de pronto dieron la orden de desocuparlo porque sus llantas estaban hundidas en el asfalto reblandecido por el calor. Probaron con una grúa que hizo toda la combustión a gasolina de que fue capaz, pero el avión no se movió. Después trajeron una grúa más grande y así fue que pudieron viajar dichosos a buen destino. 

 

Durante el impase a nadie le importó más que mirar el reloj e impacientarse por cumplir su cita laboral o con el deleite. Nadie, excepto Klein, relacionó un hecho particular (asfalto caliente) con un hecho general (calentamiento global). Klein agrega que ese incidente describe muy bien lo que sucede hoy en el mundo, donde el problema ambiental lo enfrentamos con herramientas que son parte del mismo, como lo es sacar una nave hundida en el asfalto con grúas que emiten C02, uno de los gases de efecto invernadero (GEI). Apostamos el doble por lo mismo que nos tiene amenazados con la extinción. 

 

Pienso esa nave del vuelo 3935 como ocupada por gente feliz que ignora que dentro de poco no tendrá dónde aterrizar por los incendios y las inundaciones. Pienso esa nave del vuelo 3935 como metáfora del planeta Tierra, del que no podemos apearnos porque no tenemos ni cómo ni a dónde ir durante los próximos milenios. Pero oh, qué dramático: el tablero de emergencia indica que de no repararlo, debemos abandonarlo a finales de este siglo. 

 

¿Qué hacemos para enfrentar el desastre ambiental que ya comenzó? La respuesta está más que argumentada e investigada por científicos de diferentes corrientes y orillas ideológicas: 1) debemos abandonar ya la quema de combustibles fósiles: carbón, petróleo, gas y similares. 2) parar la tala de selvas y bosques y revertir el proceso a como estaba decenas de años atrás. 3) restablecer los ecosistemas dañados y desaparecidos y a todas sus especies. 4) restablecer corrientes de agua y acuíferos represados y muertos. 

 

Para adelantar colosal tarea, se necesita del trabajo cooperativo de toda la humanidad y de emprendimientos  tales como un gran plan de inversión pública mundial para dar el giro hacia las energías limpias, para reparar los daños del desastre ambiental y para apoyar a los países que no tienen con qué financiar lo uno o lo otro. A esta gesta de inversión no se sumarán muchos capitales privados porque no califica bien en las juntas de accionistas de las empresas, las cuales no buscan gestas sino utilidades. Y eso de salvar a la humanidad no es rentable ni a corto, mediano, ni largo plazo. Aunque parezca un contrasentido, pues una sociedad en caos no es ambiente propicio para ninguna empresa, lo que quiero decir es que en ese caso las empresas dejarán de funcionar y lo único que quedará al frente es la acción colectiva, comunitaria y del Estado. A propósito de esto último: ¿qué será de aquellos países que han permitido desmantelar sus instituciones estatales? 

 

Naomi Klein dice respecto de la necesidad de una inversión de este tipo, que sería como un gran plan Marshall para la tierra. Su viabilidad ella la da por descontada porque cuando ha habido necesidad de utilizar los recursos públicos para salvar bancos en quiebra, se han decretado "emergencias", "crisis",  y ha llovido dinero desde todas las nubes, hasta se han imprimido billetes si es necesario. Ahora se impone hacerlo por la tierra y para eso debemos vencer la resistencia de los banqueros que hoy están a la cabeza de los gobiernos de casi todos los países. Enorme inconveniente el que tenemos las comunidades, pues los banqueros avenidos como políticos son

insensibles y bastante violentos... tienen además, todos los misiles a su alcance. Y los banqueros más poderosos del globo, liderados por el ala ultraderecha del Partido Republicano estadounidense, niegan el calentamiento global. No tienen argumentos científicos, pero es evidente para nosotros por qué militan en el negacionismo: porque implica dejar sentar a la mesa a esa entrometida: la justicia económica.  

 

Esa gran gesta de inversión se logrará mediante la presión desde abajo, es decir, acción política masiva de acuerdo a las condiciones de cada país, encaminada a orientar las políticas públicas sobre energía, pero también, a propiciar que las comunidades tomen el control de recursos estratégicos como el agua, las reservas forestales, la energía y la alimentación. Y esto de tomar el control implica una denodada lucha por la justicia, pues en la lucha contra el calentamiento global, desafortunadamente, se atraviesa el modelo económico dominante. ¿Por qué? Porque su férrea apropiación de los recursos y su explotación con fines de lucro hace imposible revertir el deterioro que ya está en marcha.   La acción colectiva es posible sobre la base de mucha educación ambiental, educación que tendrá que ser diseñada por las mismas comunidades, ya que la educación oficial depende del currículo de los banqueros. Educación ambiental y comunitaria, acción política colectiva y compromiso individual con el cambio de hábitos de consumo, son los ingredientes básicos para que surja una "mediana esperanza" en el horizonte de los pueblos o como queramos llamarlos: sociedad civil (que no está en el poder) o ciudadanía o simplemente gente. 

 

Así que el problema no es tan sencillo como lo ven los "adelantados" de la categoría "evasivos". La solución no vendrá solo por lo individual, pues las resistencias a vencer requieren de un esfuerzo de participación desde lo colectivo, lo político y lo educativo juntos en una intrincada red de mutuas interacciones. Reconocer esta complejidad nos hace pertenecer a una categoría de optimistas que luchamos por un futuro para nuestros descendientes. Somos optimistas, pero "realistas", así podríamos llamar a nuestra categoría. 

Naomi Klein dice que es urgente declarar una "crisis". Coincidimos con ella y agregamos un llamado a presionar en todos los rincones de nuestro mundo para que se declare una "crisis ambiental", la que debe dar paso a una verdadera "minga" (acción colectiva sin lucro) por la Madre Tierra con la participación de todos los sectores sociales y económicos, gobiernos y organizaciones no gubernamentales. No nos estamos enfrentando al calentamiento, estamos jugando con la posibilidad de futuro.  

 

"Tenemos que recordar que la gran tarea de nuestro tiempo va más allá del cambio climático. Debemos mostrar una mayor altura y amplitud de miras. De lo que verdaderamente se trata, si somos sinceros con nosotros mismos, es de transformar todo lo relacionado con el modo en que vivimos en este planeta".

 

(REBECCA TARBOTTON [1973-2012], quien fue memorable directora ejecutiva de la Rainforest Action Network.

ELECCIONES 2015, ENTRE LA AUSENCIA DE IDENTIDAD POLÍTICA Y LOS DISCURSOS PRESTADOS

20 de octubre de 2015

Por: Comunicadores Populares



Con las próximas elecciones del 25 de Octubre del 2015, el pueblo colombiano vive una vez más el ambiente característico de los años electorales, el cual no necesariamente implica la expresión de la democracia, por el contrario una serie de fenómenos opuestos a esta como son: la angustia de algunos por saber cuáles son los candidatos de los caciques regionales, las mafias locales o de los jefes de las empresas o entidades donde se labora; los afanes de otros por conseguir un contrato antes de que entre en vigencia la ley de garantías; las diversas modalidades de trasteos, compra y venta de votos; las carreras saltando de partido en partido para gestionar los avales de los mismos o en su defecto, la consecución de firmas suficientes para poder aspirar a los cargos de elección popular. Con estos y otros fenómenos, se dejaron en un segundo plano las construcciones políticas colectivas y se reemplazaron por burocracias que compiten por el dominio de la opinión pública a través de falsos dilemas y debates, donde en nombre de la democracia no hay inconveniente en transitar de un partido a otro, así sus planteamientos fueran sustancialmente opuestos.

En algunas regiones los problemas se agudizan por la presencia del narcotráfico y el paramilitarismo, pero en el país en general se han reproducido unas formas de hacer política, que no necesariamente tienen que ver con la guerra sucia de los diferentes sectores de la derecha, sino con la ausencia de formación política, la crisis ideológica en que se encuentra el movimiento social y político, la misma corrupción de algunos dirigentes del mismo y la ausencia de referentes políticos alternativos al sistema capitalista.

Bogotá no ha sido la excepción; los candidatos han proyectado el debate sobre construcciones mediáticas. Por un lado los sectores de derecha explotan a su favor los problemas que vive la ciudad en materia de seguridad y movilidad y se esfuerzan por convencer al electorado de que al igual que las administraciones pasadas también pueden hacer inversión social, pese a sus visiones tecnocráticas. Por otro lado los sectores de centroizquierda orientan su estrategia política  hacia algunos sectores sociales como  recicladores y animalistas, los cuales de alguna forma han sido beneficiarios de la administración de Gustavo Petro, pero como el apoyo de estos sectores no basta para una contienda electoral, los sectores de centroizquierda también se valen de discursos prestados que capten los votos de otros actores de la sociedad que demandan mejoras en la seguridad, recuperación del espacio público, construcción de infraestructura, entre otros aspectos que implican alinearse con las políticas del gobierno nacional.

Pero los problemas de Bogotá no se reducen a la capacidad para brindar subsidios y asistencia social o a los problemas de movilidad, tampoco a los conflictos de inseguridad. Bogotá, no es solo una ciudad estratégica para la región o el país, su sociedad se encuentra subordinada a los intereses del capital transnacional; megaproyectos como Plan Centro, Plan Aeropuerto El Dorado, Ciudad Salud, Proyecto Ministerios, Ciudad Región para la inversión y el turismo internacional entre otros, han sido diseñados para los intereses de los grandes inversionistas extranjeros y nacionales, no para los habitantes de la ciudad, de hecho ha originado el desplazamiento de varios de ellos vía expropiación administrativa y subiendo los costos de vida en barrios populares afectados por estos proyectos, pero estos temas no son el centro de los debates electorales. Por supuesto para los sectores de derecha, la intervención a sus anchas de los inversionistas extranjeros o la expansión de los procesos de privatización no representa un problema, pero por lo menos en teoría los partidos y candidatos de centroizquierda si tendrían que tomar posición y asumir compromisos frente a estos temas, pero esto no sucede, en parte porque no es objeto de controversia electoral el papel o los límites del capital privado en la administración pública, dado el poder del sector empresarial nacional y extranjero, sería una temática con pocos réditos electorales y muchos déficits, por lo menos si se mira desde la óptica de la política tradicional, reducida al ámbito electoral y mediático. Por el contrario, en esa misma lógica muchos sectores de izquierda en Colombia buscan diferenciarse y tomar distancia de procesos políticos en nuestro continente que han impuesto límites a la propiedad y han consolidado parcialmente la nacionalización de ciertos recursos como es el caso de Venezuela Bolivia y Ecuador.

No obstante, es necesario hacer la reflexión desde una visión más amplia de la política, donde no solo se trata de llegar a la administración desde las individualidades y mucho menos si se llega a administrar los intereses de las clases dominantes o de la mano de estas mismas, es necesario construir la política desde las demandas, las iniciativas y propuestas de las clases populares.        

El Acuerdo de Justicia:  ¿Fin de la Impunidad?

Gearóid Ó Loingsigh

 

goloing@gmail.com

 

 

El acuerdo sobre la justicia firmado entre las FARC y el gobierno colombiano el pasados 23 de septiembre fue anunciado con bombos y platillos.  Al igual que los otros acuerdos, estalló un gran regocijo entre las ONG, el gobierno, una parte de la prensa y los llamados intelectuales.  Olvidaron por completo que las FARC en un comunicado del 2014, había declarado que no se someterían a la justicia.  Pero como todo lo dicho por las organizaciones insurgentes en distintas partes del mundo, lo que anuncian que no harán, es el más claro indicio de lo que piensan hacer.  Así tenemos un acuerdo sobre la justicia.

 

¿Realmente se justifican el optimismo, el alegría y la esperanza? Y si son justificados, ¿qué significan?  Cuando las FARC firmaron los otros acuerdos sobre la cuestión agraria, drogas y participación política tuvimos que aguantar las declaraciones de las ONG y los llamados intelectuales anunciando, no sólo el fin venidero del conflicto sino la transformación del país.  Cuando finalmente publicaron esos tres acuerdos pudimos ver cuán equivocados estaban, o mejor dicho, cuán cínicos eran.  El Acuerdo Agrario es un documento patético,  vacío de contenido, que no sólo no acuerda una mínima reforma agraria, sino que la descarta y enfoca la cuestión sobre las tierras de narcotraficantes y no las tierras de la oligarquía contra la cual las FARC se sublevaron hace tantos años.  Además, no dice nada que no exista en la legislación actual de Colombia.  Cómo lo señaló, en su momento, la senadora Claudia López:

 

Es muy importante que hayan hecho público los acuerdos con las Farc. No veo en esos acuerdos nada exótico, al contrario, yo los leo y me pregunto: ¿por esto nos hemos matado 60 años, por esto nos hemos dado tanto plomo, por esto hay seis millones de víctimas? ¿Por esto, por actualizar el catastro, por acordar que se financie el desarrollo rural, garantizar que a la gente no la maten si hace política? Esto a mí lo que me produce es vergüenza de patria. La gran revolución de las Farc terminó exigiendo que se cumplan las leyes que ya teníamos. Qué pena con el país, con las víctimas. Semejante matazón por cosas tan elementales.[1]

 

Tiene toda la razón. Ni siquiera el fondo de tierras es nuevo.  En Colombia existe desde los años 60 una especie de fondo de tierras, se llamaba Incora y hoy en día se llama Incoder.  Funciona mal, no hace lo que se debe, pero es un fondo de tierras, nos guste o no.  Claro, este fondo de tierras es corrupto en extremo hasta tal punto que en vez de entregar tierras a los campesinos entregó 38.000 hectáreas, en Vichada, a parapolíticos y amigos del paramilitar Macaco.[2] Existe también un modelo agrícola que desmiente cualquier intención de hacer siquiera una reforma parcial.  Ese modelo es la entrega de baldíos de la nación a grandes empresas extranjeras y nacionales, lo que un analista ha llamado el modelo Riopaila.

 

La empresa compró 42 mil hectáreas en el Vichada para lo cual constituyeron 27 S.A.S. (Sociedad por Acciones Simplificada) a las cuales Riopaila les prestó el dinero para comprar los terrenos.  A su vez estas “empresas” le arrendaron los terrenos a Riopaila por el término de 30 años y por el mismo valor de los baldíos.[3]

 

El caso de Riopaila no fue el único y todo eso ocurría mientras las FARC “negociaban” el Acuerdo Agrario.  De pronto lo más decepcionante fue que sus puntos claves eran nada más que una copia del acuerdo firmado entre las URNG en Guatemala, [4] país donde sabemos sin lugar a dudas que no hubo ninguna reforma agraria, sino una contra-reforma agraria a punta de proyectos palmeros, azucareros y minero-energéticos.

 

El Acuerdo de Justicia

 

Entonces, viendo como fue con el Acuerdo Agrario, ¿cómo nos puede ir con el Acuerdo de Justicia?  El gobierno anunció el fin del conflicto para marzo del 2016 y salieron los de siempre a decirnos que gran acuerdo era.  Valga aclarar que por el momento solo tenemos acceso al comunicado conjunto, el acuerdo como tal no se ha publicado.  Aún así, se ha levantado mucha polémica.  Aquí no vamos a referirnos a las diatribas de la derecha colombiana representada por Uribe, pues en todos los procesos de paz, las estupideces y bobadas de esa clase de gente solo sirven para distraernos de la realidad.

 

El acuerdo tiene varios puntos como una jurisdicción especial para juzgar a los guerrilleros, participación de jueces extranjeros, juzgamiento de agentes del estado y mecanismos para establecer la verdad, o mejor dicho asegurar que los que entran en el proceso digan todo la verdad.

 

Algunos comentarios enfatizaron el hecho de que también se juzgarán a agentes del estado y que el acuerdo reconoce la existencia de delitos políticos y delitos conexos por los cuales nadie será juzgado.  Es decir, que el guerrillero que mata en combate no será procesado.  Eso es visto como un avance y logro de las negociaciones.  Pero debemos recordar que la idea de que el guerrillero es un criminal es algo relativamente nuevo y forma parte del nuevo orden mundial después del ataque a las torres gemelas.  Antes se veía como un sublevado en armas, un actor altruista que no buscaba un beneficio personal.  Así, ese logro es muy relativo, aunque no por eso, deja de ser importante.

 

Pero, no es cierto que los crímenes del estado se pongan al mismo nivel de la insurgencia.  El acuerdo no dice eso, sino todo lo contrario.  Mientras, los “intelectuales” aplaudían sin reservas al acuerdo cómo algo histórico, el Movice (Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado), se atrevió a hacer unas preguntas pertinentes y un cuestionamiento sobre el alcance del acuerdo.

 

Al Movice le preocupen varias cosas: el mecanismo para  seleccionar los casos y los postulantes a la jurisdicción especial; los agentes del estado recibirán un tratamiento especial; no se sabe cuántos fiscales se encargarán de los casos de agentes de estado; la falta de claridad frente a la no repetición de los responsables de crímenes del estado, entre otras cosas.  Respecto a los crímenes del estado el Movice afirma:

 

De otro lado, en la mayoría de crímenes de Estado no se han siquiera vinculado dentro los procesos penales a los máximos responsables y beneficiaros de estos hechos, por lo que el mayor número de casos no se remitirán a la Jurisdicción para la Paz y continuarán en la impunidad, repitiendo lo sucedido con la llamada Ley de Justicia y Paz, en donde la mayoría de los paramilitares desmovilizados nunca fueron investigados por su responsabilidad en crímenes internacionales y por tanto, nunca pasaron por el procedimiento establecido en la Ley 975.[5]

 

Efectivamente, en el proceso con los paras nunca tocaron a los máximos responsables, nunca tocaron a las empresas.  Salvatore Mancuso declaró que la mayoría de las petroleras en Casanare pagaban a las AUC y sin embargo, no se les abrió investigación.  En 2006, José Felix Lafaurie, capo máximo de los ganaderos agrupados en Fedegan, reconoció que los ganaderos habían financiado a los paramilitares de las AUC y además dijo que poseía información sobre los pagos de empresas nacionales, internacionales, palmeras y arroceras.[6] No le pasó nada, nunca fue investigado, y tampoco le pidieron la información que tenía.  Hay quienes quieren promover la ingenua esperanza entre la gente que gentuza como Lafaurie serán procesados, o que ellos contarán la verdad.  Si no pasó en el momento del proceso con los paramilitares, no va a pasar ahora en el proceso con las FARC.

 

Las organizaciones de derechos humanos andan por el mundo promoviendo ilusiones en los sistemas de justicia y en los acuerdos de paz que se celebraron en otros países, sin siquiera mirar cual fue el resultado real de esos procesos.  Así se habla de Sudáfrica como si fuera un gran éxito.  Algunos policías no fueron indultados por sus crímenes pero a De Klerk, el máximo jefe de los escuadrones de la muerte, de los torturadores, del sistema de apartheid en sí, pues a él le dieron un premio nobel.  Tal fue la impunidad en Sudáfrica que nunca tocaron a ninguna de las empresas beneficiarias del sistema y hoy en día Colombia es víctima de ese proceso, pues la empresa minera Anglogold fue uno los principales beneficiarios y victimarios del apartheid y ahora anda suelta por Colombia.  No solo ha podido implantarse en este país, será uno los beneficiarios de la paz en Colombia, como lo fue en Sudáfrica.

 

En el 2012, la policía asesinó a 34 mineros en Marikana, Sudáfrica.  Uno de los directores de la empresa minera era Cyril Ramaphosa, hoy vicepresidente del país.  La impunidad no es solo para las empresas de ayer sino para las de hoy también.

 

Si miramos a Guatemala, vemos que allí no hubo justicia para las víctimas de crímenes del estado.  Después de mucha presión se hizo un intento de llevar al genocida Ríos Montt a juicio responsable por la masacre de 200.000 personas, y el intento fracasó.  Fracasó a pesar de que el Acuerdo Global Sobre Derechos Humanos, firmado en 1994 estipuló que:

 

1. Las partes coinciden en que debe actuarse con firmeza contra la impunidad.  El Gobierno no propiciará la adopción de medidas legislativas o de cualquier otro orden orientadas a impedir el enjuiciamiento y sanción de los responsables de violaciones a los derechos humanos.

 

2.  El Gobierno de la República de Guatemala promoverá ante el Organismo Legislativo, las modificaciones legales necesarias en el Código Penal para la tipificación y sanción como delitos de especial gravedad, las desapariciones forzadas o involuntarias, así como las ejecuciones sumarias o extrajudiciales.  Asimismo, el Gobierno promoverá en la comunidad internacional el reconocimiento de las desapariciones forzadas o involuntarias y de las ejecuciones sumarias o extrajudiciales como delitos de lesa humanidad.

3. Ningún fuero especial o jurisdicción privativa puede escudar la impunidad de las violaciones a los derechos humanos.[7]

 

Así de claro.  El documento también prohíbe expresamente grupos armados de justicia privada.  Aunque llevaron a juicio a algunos militares, generalmente de bajos rangos, hubo impunidad total para los altos militares, entre ellos Ríos Montt, y por supuesto hay una impunidad reinante frente a los asesinatos cometidos por los grupos de justicia privada hoy en día, no obstante la conformación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.  Sin embargo, impunidad es lo que hay.  En su reciente informe Amnistía Internacional señala:

 

En mayo, el Congreso aprobó una resolución no vinculante en la que manifestaba que no se había cometido genocidio durante el conflicto armado interno.  La resolución contradecía frontalmente una investigación realizada por la ONU en 1999 que concluía que durante el conflicto, en el que 200.000 personas murieron y 45.000 fueron sometidas a desaparición forzada, se habían cometido genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Más del 80 por ciento de las víctimas de homicidio y desaparición forzada durante el conflicto eran indígenas mayas. [8]

 

Mientras tanto, el mismo informe señala que:

 

En julio, Fermín Solano Barrillas, ex miembro de la oposición armada durante el conflicto armado interno, fue condenado a 90 años de prisión por dirigir la masacre de 22 personas perpetrada en 1988 en El Aguacate, departamento de Chimaltenango.[9]

 

Es decir, que mientras Ríos Montt sale libre y el Congreso dice que el genocidio cometido por él y otros es un cuento de hadas, sí se persiguen a los ex guerrilleros.  Puede que tengan toda la razón con el caso del guerrillero, pero no deja de ser un contraste fuerte con el caso de Ríos Montt.

 

Es una clara muestra de lo que se puede esperar.  En Colombia, podemos decir claramente que no habrá mayores sanciones contra altos oficiales y mucho menos contra políticos a raíz del acuerdo sobre la justicia.  En El Salvador se aprobó la Ley de Amnistía de 1993, un año después del final del conflicto, esa ley es la garantía de impunidad en el país y la razón por la cual los militares, políticos y empresarios duermen tranquilos todas las noches.

 

Juzgar a los políticos

 

La tinta sobre el papel no había secado y ya estallaron las primeras controversias.  El Fiscal General de la Nación, en declaraciones a la prensa, dijo que bajo el nuevo acuerdo se perseguiría penalmente al ex presidente Uribe Vélez.  El estado reaccionó rápidamente “El ministro de Justicia, Yesid Reyes, quien se pronunció en ese sentido, explicó que  ‘jamás se pensó que los expresidentes tuvieran que acudir a ese tribunal’ y agregó que esas salidas ‘terminan haciéndole daño al proceso’.”[10]

 

Hay que escuchar bien al ministro, no solo se descarta cualquier posibilidad de juzgar a semejante personaje como Uribe sino dice que quienes lo proponen dañan el proceso de paz.  Esta frase se escuchará mucho en el futuro, “en nombre de la paz, no pidan más, no exijan más,” las víctimas buscando justicia serán los nuevos terroristas que quieren desestabilizar al país.  Eso no sólo se ha visto en otros países, sino en Colombia hemos visto ejemplos de eso cuando la iglesia exige a las  víctimas que perdonen a los victimarios, tal como dijeron explícitamente en el proceso con los paramilitares. [11] El perdón es sólo la mitad de la consigna Ni Perdón, Ni Olvido.  Habrá que perdonar y habrá que olvidar.  Eso es lo esencial del acuerdo respecto a los agentes del estado.

 

No sólo se debe juzgar a Uribe, sino a todos los presidentes, pues Uribe no hizo nada que no hicieron ellos en algún momento, inclusive sus acciones en los noventa como gobernador de Antioquia fueron amparadas por el decreto de Gaviria, y el gobierno de Samper.  No montó a las Convivir solo.  Lo hizo aplicando la legislación vigente y con el beneplácito del estado.

 

Humberto de la Calle en el banquillo

 

De paso podemos pedir que el jefe del equipo negociador del  gobierno colombiano sea juzgado por esa jurisdicción especial.  De la Calle fue ministro del interior en 1990 y 1991 cuando la masacre de Trujillo llegó a su punto más feroz.  La III división del ejército, bajo el mando de Manuel Bonnet (futuro jefe de las fuerzas armadas) asesinó a centenares de personas.  Bonnet no asumió ninguna responsabilidad, ni siquiera por línea de mando, pero el Presidente Samper sí aceptó la responsabilidad del estado por esa masacre.  Entonces, ¿será que los ministros de gobierno entonces tienen alguna responsabilidad y si no la tienen, por qué? 

 

Pero las hazañas de Humberto no terminan ahi.  Fue vicepresidente en el gobierno de Samper, durante los primeros dos años.  Renunció por una cuestión ética, la entrada de dineros del narcotráfico a la campaña electoral de Samper.  Eso fue algo importante y ético para él, sin embargo, no renunció por las Convivir.  Es decir, formar, organizar, dotar de armamento a grupos de civiles, quienes luego asesinaron a otros civiles y se convirtieron en la fachada legal de los grupos paramilitares no fue una cuestión ética.  No es descabellado proponer que De la Calle sea juzgado en esa jurisdicción especial y que nos cuente TODA la verdad para obtener los beneficios jurídicos aplicables en el caso.

 

Pero nada de eso ocurrirá.  Como en todos los otros procesos de paz, los principales beneficiarios no perderán su estatus de beneficiario y sus privilegios, y por supuesto no perderán su libertad y la razón es sencilla, pero casi nunca se dice:  las FARC perdieron la guerra, el estado ganó.  La única persona que ha dicho eso, es Humberto de la Calle.  Los procesos de paz se basan en una mentira, que nadie gana, ni pierde y que la paz, es un proyecto de todos.  Pero no lo es.  Las FARC se retiran de la batalla y se disuelven, el ejército oficial no.  Está claro quien gana una guerra, pues quien se queda en pie y el vencedor echa la culpa por todos los males que aquejan el país, todo el horror de la guerra, todo el sufrimiento a un solo actor, el perdedor.  Es por eso las FARC serán juzgados: perdieron, y como una migaja algunos militares de bajo rango pueden ser juzgados, aunque con un tratamiento especial.

 

El periodista William Ospina lo describió bien en su columna de El Espectador:

 

Pero aunque las Farc admitan ser las principales responsables de los crímenes y las atrocidades de esta guerra, yo tengo que repetir lo que tantas veces he dicho: que es la dirigencia colombiana del último siglo la principal causa de los males de la nación, que es su lectura del país y su manera de administrarlo la responsable de todo. Responsable de los bandoleros de los 50, a los que ella armó y fanatizó; de los rebeldes de los 60, a los que les restringió todos los derechos; del M19, por el fraude en las elecciones de 1970; de las mafias de los 80, por el cierre de oportunidades a la iniciativa empresarial y por el desmonte progresivo y suicida de la economía legal; de las guerrillas, por su abandono del campo, por la exclusión y la irresponsabilidad estatal; de los paramilitares, que pretendían brindar a los propietarios la protección que el Estado no les brindaba; responsable incluso de las Farc, por este medio siglo de guerra inútil contra un enemigo anacrónico al que se pudo haber incluido en el proyecto nacional 50 años antes, si ese proyecto existiera…

 

Lo que me asombra es que la astuta dirigencia de este país una vez más logre su propósito de mostrar al mundo los responsables de la violencia, y pasar inadvertida como causante de los males. A punta de estar siempre allí, en el centro del escenario, no sólo consiguen ser invisibles, sino que hasta consiguen ser inocentes; no sólo resultan absueltos de todas sus responsabilidades, sino que acaban siendo los que absuelven y los que perdonan.[12]

 

Como dijo Julio Cortázar en El Libro de Manuel “es muy importante comprender quién pone en práctica la violencia: si son los que provocan la miseria o los que luchan contra ella.”  El proceso de paz con las FARC y sobre todo el acuerdo sobre la justicia niegan ese elemento.  Es el estado el principal responsable de la violencia, y si buscamos criminales de guerra, los encontraremos en el Congreso de la República, en el Estado Mayor de la Fuerzas Armadas y por supuesto en el equipo negociador del estado en La Habana.

 

Los Reclamos del Movice

 

Está bien que el Movice haga reclamos, que haga preguntas, que exija la participación de las víctimas en el proceso de selección de casos etc.  Pero el Movice tiene que comenzar deshaciéndose de sus ilusiones en el proceso y el acuerdo.  Su lucha contra la impunidad no se acerca a una etapa final, sino apenas comienza.  El acuerdo y el proceso no inauguran una nueva época de justicia y el fin de la impunidad, sino que la impunidad gozará de nuevos mecanismos y a los que buscan la justicia se les acusará de buscar el fin de la “paz” y la “reconciliación”.  Tendrán que luchar como los guatemaltecos para llevar ante la justicia a personajes como Montt, tendrán que buscar fiscales valientes, sabiendo esos fiscales que  por su osadía y coraje ellos serán perseguidos y hostigados como fueron sus homólogos en Guatemala.

 

La impunidad no es solo un problema en América Latina.  En Irlanda, los responsables estatales de masacres y torturas nunca fueron identificados, ni hablar de ser procesados.  Los asesinos de abogados como Pat Finucane no han sido procesados ni plenamente identificados, aunque sí se sabe que agentes estatales participaron.  Los agentes británicos involucrados en los atentados de Dublín y Monaghan tampoco han sido identificados, y hasta hoy, el estado británico y el irlandés niegan la participación de agentes estatales.  Se estableció una comisión para investigar la masacre de Domingo Sangriento, donde 13 civiles fueron asesinados delante de las cámaras de televisión.  Esa investigación concluyó que los soldados rasos tenían algo de culpa, no los mandos militares, no el gobierno y mucho menos la reina Isabel quién condecoró el mando encargado de la masacre.

 

El Movice también tendrá que deshacerse de sus ilusiones en la justicia internacional.  En su comunicado se refiere a la presencia de jueces internacionales como una garantía de imparcialidad.  ¿Realmente creen eso?  No obstante los fallos de la CIDH, la justicia internacional funciona en la práctica como una especie de imperialismo jurídico.  Hasta el momento la CPI sólo ha juzgado a africanos por los conflictos allá y ha pasado por alto la participación de intereses extranjeros en todos esos conflictos.  En el caso de Sierra Leona, condena a varios africanos y ni un solo europeo involucrado en el tráfico de los llamados “diamantes de sangre”.  Ni siquiera se planteó la posibilidad de juzgar a algún europeo.  Si se trata de juzgar a algunos militares, puede que algún juez extranjero sea imparcial, aunque debemos recordar que en años recientes el sistema colombiano ha logrado enjuiciar y condenar a varios militares de alto rango por los falsos positivos.  Pero si en algún momento se intenta tocar el tema de las empresas extranjeras, los jueces internacionales no serán imparciales, como nunca han sido en ninguno de los conflictos donde los intereses económicos de los países imperialistas están en juego, y no solo se refiere a Irak y Siria sino a las guerras sucias en América Latina.  ¿Acaso creen que se juzgará a los directivos de Chiquita que ya han reconocido su papel en la guerra sucia en Colombia?  Un juez canadiense no dirá mucho sobre el papel de las mineras canadienses y un juez británico tampoco será tan imparcial como se cree a la hora de juzgar a BP por lo que hizo. 

 

Quizás esperen que el juez Baltasar Garzón ayude en la lucha contra la impunidad.  A fin de cuentas, es el juez preferido de las ONG de derechos humanos en Colombia, muy a pesar de ser un violador de los derechos humanos en el País Vasco, donde cierra periódicos, limita el derecho de asociación y donde procesa a reos que han sido torturados.

 

Si no se acepta que las FARC son derrotados militarmente y que el contenido de los acuerdos muestra una profunda derrota política, las organizaciones campesinas, obreras y de derechos humanos no podrán avanzar en su lucha contra la impunidad.  Lo primero que hay que hacer es tomar cuenta de la situación en que el movimiento popular se encuentra.  Entonar cantos de una falsa e inexistente victoria (o siquiera un avance) no ayuda a nadie.  Hay que aceptar la derrota por lo que es y organizarse en medio de esa realidad.  Actuar según la lógica de la gran victoria o avance que significan los acuerdos es prepararse para futuras derrotas aún más profundas, como ha ocurrido en todos los procesos de paz con organizaciones insurgentes, donde las organizaciones sociales no reivindicaron su autonomía frente a los acuerdos firmados, sino se sumaron a ellos de una forma acrítica y no estaban en una posición de avanzar sus luchas por haberse amarrado a acuerdos firmados entre entes ajenos: la insurgencia y el estado.  Es la hora de distanciarse del proceso.  A fin de cuentas, son organizaciones independientes y deben mostrarlo.  El fin de la balacera no corresponde a nadie más que la insurgencia y el estado, los acuerdos sociales se negocian con los actores sociales y deben tener criterios propios.  Criticar u oponerse a un acuerdo, no es lo mismo que pedir más guerra, como los mentalmente empobrecidos intelectuales quieren hacernos creer.  Las opciones siempre son más amplias que la falsa elección entre más guerra o proceso de paz.



[1] El Espectador (28/09/2014) Me duele que mi mamá se angustie por mí, www.elespectador.com

[2] Cuellar Solano, A. ¿Conejo a lo pactado en La Havana, Caja de Herramientas Nº 00370 27/09/2013 a 4/10/2013 www.viva.org.co 

[3] López Rincón, J.H, Despojo de Tierras: el modelo Riopaila, Caja de Herramientas, Nº 00357 28/06/2013 a 04/07/2013 www.viva.org.co

[4] Véase U.N. A /50/956  6 de junio 1996.

[5] Movice, (26/09/2015)Que el acuerdo de  jurisdicción para la paz no deje en la impunidad crímenes de estado, publicado en http://anncol.eu

[6] Véase El Cambio No 704 diciembre 2006/enero 2007 Diez Preguntas (Entrevista con José Félix Lafaurie)

[7] Acuerdo Global de Derechos Humanos, Capítulo III

[8] Amnistía Internacional (2015) La Situación de los Derechos Humanos en el Mundo, AI, Madrid, pág 205

[9] Ibíd.

[10] Semana (29/09/2015) La metida de pata del fiscal Montealegre www.semana.com

[11] El Tiempo (24/12/2006) La Iglesia tiene su archivo de la verdad pág 17

[12] Ospina,  W. El Espectador (26/09/2015) Los invisibles www.elespectador.com

El desescalamiento es un clamor nacional e internacional

¿Por qué se insiste en echarlo todo a pique?


Por Timoshenko  Sábado 15 de agosto de 2015 

Cuando nos referimos en días pasados a las serias perturbaciones que de diversos modos viene el Gobierno Nacional originando en torno al buen éxito del proceso de paz, dejábamos para el final una ligera referencia a las operaciones militares desarrolladas desde el mismo momento en que fue declarado el cese el fuego unilateral por parte del Secretariado Nacional de las FARC-EP.

Aparte de los dos bombardeos ocurridos en el departamento del Putumayo contra unidades nuestras, y para justificar los cuales el Presidente podrá recurrir hábilmente a la prueba del diablo, la presunta existencia de los condicionamientos advertidos en su orden de desescalamiento, resultan demasiados los movimientos por tierra como para seguir guardando silencio.

Desde el mismo día del gesto con que el Presidente correspondió a nuestro cese unilateral, comenzó el movimiento de helicópteros y tropas sobre el área de las veredas La Cristalina y Siria, pertenecientes a la inspección de Siare, sobre el río del mismo nombre, en el Vichada, acompañado de fumigaciones aéreas escoltadas por aviones y helicópteros de guerra.

El 27 de julio se produjo desembarco de tropas en las riberas del río Inírida, vereda La Paz, municipio de El Retorno, en el Guaviare, y el día 30 hubo nuevo desembarco en el área de Barranquillita, río Inírida, en Calamar, mismo departamento. Buques de la Infantería de Marina también desembarcaron Ejército en caño Mapirriape, Guainía.

Los sobrevuelos de aviones de inteligencia se cumplen de modo ininterrumpido río Guaviare abajo de San José, mientras buques y lanchas pirañas recorren el mismo río y sus afluentes, enviando patrullas militares a realizar incursiones en profundidad. También se han cumplido fumigaciones aéreas en zonas rurales de Puerto Alvira, Meta, y El Retorno, Guaviare.

Por su parte, en el departamento del Cauca, el Ejército Nacional, a partir de nuestro cese el fuego, ha ido tomando posiciones en donde antes no hacía presencia, provocando de manera abierta a unidades de las FARC-EP. Así ocurre en diversas veredas de los municipios de Buenos Aires, Bellavista y Suárez, donde de nuevo se presenta riesgo inminente de confrontación.

En el área del 29 Frente, en Nariño, penetran patrullas del Ejército por los ríos Patía Viejo, municipio de Satinga, y vereda Roncadora, municipio de Cumbitara. Por la vía Panamericana, entre los municipios de Taminango y El Rosario, se mueve a partir del 28 de julio un grupo paramilitar, que patrulla desde el corregimiento de Remolino hasta las veredas Guacas y el Rincón.

En el Bajo Cauca, comandos del Ejército, pertenecientes a la Brigada Móvil número 25, realizan sistemáticas incursiones clandestinas en áreas rurales de los municipios de Tarazá y Valdivia, en tanto que la Brigada 14 despacha continuamente comandos del mismo tipo hacia el cañón del río Nechí, todos ellos apoyados por bombardeo nocturno indiscriminado con mortero 120 milímetros.

Del Frente 48, en el Putumayo, informan que tienen capturado a un guerrillero que resultó ser en realidad un infiltrado del enemigo. Se llama Camilo Torres, nombre civil. Afirma que fue enviado por el Ministerio de la Defensa con varias misiones, una de ellas la de ubicar un micro chip que permitiera el posterior bombardeo a dicha unidad. Es algo que ocurre frecuentemente.

Diversos comentaristas señalan el peligro que entraña para las conversaciones de paz, el hecho de que se llegase a producir una nueva ruptura del cese el fuego unilateral decretado por las FARC a partir del 20 de julio. Hasta el general Mora, vocero plenipotenciario del gobierno en la Mesa de Conversaciones, comentó algo parecido y usó la expresión de zona gris.

Nuestro Secretariado fue claro al emitir la orden de cesar fuegos y hostilidades a nuestra gente. Ninguna unidad de las FARC-EP está obligada a dejarse matar, y por tanto tiene todo el derecho a recurrir a la legítima defensa en caso de ataque. Creemos que es demasiado importante lo que está en juego, como para que el gobierno nacional insista en obrar de esa manera.

Pueden decirse en público, para las cámaras y grabadoras, todas las cosas que se quiera a favor de la paz y en defensa del proceso en curso. Es justo y conveniente. Pero resulta todavía más importante obrar en consecuencia con lo que se expresa. El desescalamiento es producto de un clamor nacional e internacional. ¿Por qué se insiste en echarlo todo a pique?

Montañas de Colombia, 13 de agosto de 2015.

El Neoliberalismo "Made in USA" ha caducado


Por: Níkolas Stolpkin

@NStolpkin


La crisis institucional de las Democracias Neoliberales sumado a los altos índices de abstención electoral o de nula participación ciudadana, estarían indicando la caducidad del modelo neoliberal en el presente siglo. Poco a poco vemos los mismos síntomas que padecemos ser padecidos por otros (México, Perú, Chile, etc).


Y es que el mundo ya no es el mismo, las tecnologías cambian y el mundo cambia, por tanto, el hombre cambia. 


Cabe recordar que las dictaduras militares latinoamericanas del siglo XX jugaron un rol relevante en la implantación del Neoliberalismo, ellas pavimentaban el camino para que estas se desarrollaran a sus anchas. Por lo que no deja de ser hoy muy interesante la progresiva implantación del neoliberalismo en Europa al tiempo que se desinstala el Estado de Bienestar.


Partamos, por tanto, definiendo al Neoliberalismo. 


Lo podemos definir como un modelo que hace que el Estado pierda su rol protector o bien disminuya  su tamaño considerablemente, desligándose de sus otrora responsabilidades, y otorgando al interés privado la libertad de movimiento que dentro de un Estado fuerte y soberano no lo podría tener, permitiendo, además, la toma de control, por parte de privados, lo que el Estado ya no desea hacerse cargo.



La influencia de España y EEUU en América Latina


Si el imperio español desembarcó en América en 1492 sería a partir de 1992, 500 años después, que nuevamente habría de desembarcar en masa pero con sus empresas transnacionales. La década de los 90´ sería el clímax de las privatizaciones en América Latina. Y Chile habría de ser el mayor ejemplo del modelo Neoliberal. No por nada le señalan como el "laboratorio del Neoliberalismo".


Pero ya antes del arribo en masa de las empresas españolas ya existía fuerte Inversión Extranjera Directa (IED) por parte de EEUU, que aún persiste. 


Recordemos, además, que el imperio español tuvo fuerte presencia en el continente, desde que desembarcaron (1492), hasta que se vio mermada por la oleada de movimientos independentistas del siglo XIX en sus colonias, perdiendo considerablemente influencia y quedando como imperio dominante el imperio Inglés pero por muy corto tiempo, ya que la joven nación de EEUU comenzaba a tener una fuerte presencia en el continente, triplicando su inversión en América Latina antes de la Primera Guerra Mundial; y posicionándose como el segundo país que mayormente invertía dentro del continente.


Concluida la Segunda Guerra Mundial, EEUU se convertiría en el principal inversor de la zona, desplazando así a Gran Bretaña, que controlaba las principales rutas marítimas y los ferrocarriles. Y ya sabemos la continuación de invasiones militares y la instauración de dictaduras al servicio de los intereses del joven imperio, fieles a sus doctrinas imperialistas. 



Europa, la garantía de sobrevivencia de EEUU


Todo podría indicar que Europa, finalizada la Segunda Guerra Mundial, fue convertida en una especie de garantía a utilizar si EEUU dejara de mantener el ritmo de vida propio de un imperio. Las actuales negociaciones secretas sobre el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership), a espaldas del pueblo europeo, da como para especular al respecto. 


¿Acaso Europa, terminada la gran guerra, fue obligada a "firmar" ciertos acuerdos secretos con EEUU que permitieron garantizar el Plan Marshall, presencia militar y un nivel de vida por sobre lo habitual?


Es evidente que Europa (Occidental) no es un continente independiente, ni de países independientes (soberanos). La Unión Europea se ha convertido en un instrumento de EEUU. Si fuera inteligente, hoy estaría bien con sus vecinos cercanos (Rusia) o sus vecinos no tan lejanos (China), y en contra de la mala influencia de EEUU. 



Un Imperio en aprietos


El actual avance acelerado de China está permitiendo que EEUU se vea obligado a buscar amarres económicos   tales como el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) y el TPP (Trans-Pacific Partnership), frente a sus aliados, para asegurar el sostenimiento del imperio y su propio nivel de vida.


El Neoliberalismo "Made in USA" en América ha permitido alivianar la carga de EEUU. Y hoy cuando se ve el modelo en retroceso (Venezuela, Bolivia) o amenazado (China), EEUU está recurriendo a su "seguro de cesantía" (Europa) e instalando progresivamente el neoliberalismo, buscando amarrar al continente bajo el TTIP; y haciendo algo parecido en su patio trasero (América Latina), recurriendo a su "seguro manifiesto" y tratando de amarrar a sus acérrimos aliados dentro del continente bajo el TPP, incluyendo a sus aliados de Oceanía y Asia. ¿Existen debates abiertos en los Grandes Medios con respecto a tales negociaciones?


El Neoliberalismo "Made in USA" ha caducado


Debemos señalar que el Neoliberalismo fue implantado en un momento cuando el flujo de información no era tan fluida, tal como la conocemos hoy; impuesto, además, bajo el monopolio de la información de plataformas tradicionales.


Recordemos que antes de aparecer Internet era imposible que una opinión cualquiera tuviera cabida en medios tradicionales y menos aún que esa opinión pudiese traspasar las fronteras. Hoy cualquiera puede opinar y hacer que sus opiniones se instalen en las nuevas herramientas y traspasen las fronteras.


El incremento del flujo de información, o te plataformas comunicacionales, a partir del siglo XXI, ha permitido el desarrollo de espacios de crítica que nunca antes se había tenido.


El monopolio de la información se vio mermada con la aparición de nuevas plataformas comunicacionales, siendo la Internet la mayor plataforma de contrapeso, obligando a las plataformas tradicionales a adaptarse al formato de la Internet, conservando las tradicionales.


Lo novedoso es que, conforme surgían las nuevas plataformas comunicacionales, surgía un nuevo tipo de Democracia en América Latina con mayor protagonismo del Estado y mayor protagonismo ciudadano, como respuesta al estancamiento de las democracias neoliberales y como contrapeso al modelo neoliberal.


Sería el propio comandante Hugo Chávez, otrora presidente de Venezuela, quien habría de iniciar el proceso anti-neoliberal, denominado por algunos como Socialismo del siglo XXI; adquiriendo mayor protagonismo las nuevas plataformas comunicacionales y dando un nuevo sentido a las plataformas tradicionales. Esto último daría paso al nacimiento del canal de información Telesur en contraposición a los monopolios de información con fuerte inclinación a los intereses de EEUU y sus aliados europeos. 



Conclusión


El neoliberalismo "Made in USA" ya no tiene razón de ser, y menos cuando nuestras sociedades se han visto sumergidas en el  actual flujo de información, dando paso a bloques de información (Telesur, Russia Today, HispanTV, etc) que chocan con los monopolios de información al servicio del Capitalismo Occidental.


Muy conveniente han sido las ventas de "democracia" o de "libertad de expresión", ya que sin estas el flujo de información estarían limitadas. 


Es probable que en un futuro muy cercano, para sobrevivir, el neoliberalismo "Made in USA" tenga que adoptar el neoliberalismo "Made in China"; de ninguna forma querrá adoptar el Socialismo del siglo XXI "Made in Venezuela" . 


Y es que claramente el alumno (China) ha superado con creces al maestro (EEUU).


¿Se podrá desmontar el neoliberalismo "Made in Usa" para poder instalar el Neoliberalismo "Made In China"? ¿Qué posibilidades existen de que puedan volver las dictaduras militares al continente?


Lo cierto es que China ha despegado, y EEUU sabe bien lo que significa su avance. No por nada los actuales movimientos de pieza de EEUU están dirigidos fundamentalmente para detener o retroceder la influencia china o bien para horadar su propio vecindario.


Debate a Fernando Dorado y otros iluminados de nuevo cuño

Por: Nicolás Ramón Contreras Hernández.    


Martes, 9 de junio de 2015


El más reciente artículo de Fernando Dorado con pretensiones de autocrítica,  hacia una izquierda que sigue soñando como patrimonio intelectual omnímodo de Europa;  y publicado en prestigiosos portales como Kvilando y Alainet con el título, "Se nos acaba el tiempo y la derrota ideo-política de la insurgencia" [ http://www.alainet.org/fr/node/170221#sthash.A6BcBZ8m.dpuf ], me obliga hoy 8 de junio de 2015 a plantearle el debate necesario, porque detrás de un supuesto revisionismo crítico, se esconde el mismo iluminismo colonial y regañón de nuevo cuño basado en la copiadera,  que tanto combatió en su época Simón Rodríguez el pedagogo social y político por excelencia de Abyayala/América,  que invitaba a inventar o errar...


     Incluso Recurriendo a la paradoja dicha con sarcasmo que tanto lo caracterizó, invitaba a la nueva dirigencia surgida de una primera independencia que ya apestaba a aborto en la primera mitad del siglo XIX,  a “imitar la originalidad” de Europa y USA en sus procesos expansionistas productivos,(Simón Rodríguez citado por Galeano 2004, p. 211),   que terminó por devorar hasta el día de hoy incluso el acto de pensar desde el contexto,  como sucede con Fernando Dorado, quien recogiendo el mismo espíritu de quienes traicionaron a José Antonio Galán en la revolución comunera de finales del siglo XVIII – incluyendo a sus neoliberales descendientes de hoy – recurre a la hipócrita fórmula de parecer correcto y “no resentido social”.


     En su propósito Fernando Dorado no duda en recurrir a la vieja fórmula de despotricar de la insurgencia en unos términos que no tendrían nada que envidiar,  al equipo de guerra psicológica de las fuerzas militares, amplificado por las empresas privadas que usurpan el periodismo,  como Caracol, RCN, El Tiempo y el kombo de Andiarios. Y esa vieja fórmula chapetona, se siente cuando ni corto ni perezoso, no sólo presta y recita los mismos argumentos de Armando Borrero Mancilla (2011) – Catedrático de la Escuela Superior de Guerra y asesor del Ministerio de defensa de mi país Colombia – quien ya los había planteado en una nota para el portal Razón Pública, sino que los supera cuando dibuja a unas Farc al estilo de los villanos de Hollywood, con el contorno de ese monstruo capaz de sumar todas los vicios, estupideces y errores, con una dosis maquiavélica que hubiera envidiado el personaje del Cardenal Richelieu, dibujado literariamente por Alejandro Dumas en Los Tres Mosqueteros. En una pose de Torquemada Fernando Dorado acusa a las Farc entre otros disparates de haber inmolado.  


“[...] – consciente y calculadamente – a miles de cuadros y militantes comunistas de la UP y el PC, creyendo erradamente que ese sacrificio sería un insumo para desencadenar la insurrección popular armada [...] Interpretaron su crecimiento y fortalecimiento militar como parte de ese proceso insurreccional cuando en la realidad se habían convertido [...] en un cuerpo armado desligado de las fuerzas sociales potencialmente revolucionarias, al estilo de un ejército de ocupación [...] las FARC han terminado representando – en lo fundamental – a los intereses de una burguesía emergente que ha ido surgiendo en el seno de las zonas de colonización”.


     José Obdulio Gaviria – guerrillero urbano renegado del maoísta EPL- o Alfredo Rangel, que en artículos para la época de la toma de Mitú en 1998 elogiaba a Jojoy al compararlo con Nguyen Giap desde las páginas de El Tiempo, tirando carreta impresa sobre el paso de la guerra de movimientos a la guerra de posiciones, no distan hoy de Fernando Dorado en esta voltereta gimnástica, olímpico exponente de esta nueva clase de iluminados, verdaderos camaleones ideológicos, que ahora con las nuevas realidades de la guerra interna como Ebert Bustamante, Oti Patiño o Rosemberg Pabón, terminaron travestidos con los mismos argumentos de la extrema derecha henchida de paramilitarismos y más masacres, y por eso terminan culpando a las Farc, hasta de narcotraficantes; como Fernando quien se apresura a sumar otra acusación ligera cuando los llama:  traidores negociadores de “una paz neoliberal” como la del M-19, que terminó refrendada en la Constitución del 91.


      Desde su olímpica posición con aspiraciones de monedita de oro, Dorado le ordena a la insurgencia en La Habana: “lo mejor es que guerrilla y gobierno concierten lo más pronto “su paz”, que no puede ser más que “neoliberal” porque la guerrilla al no tener el apoyo popular no puede ir más allá, y que se facilite a la sociedad un clima de distensión y relativa tranquilidad para asumir los procesos de cambio que requiere nuestro país”. Y esa solución mágica la afinca Dorado con los ojos puestos en la Europa de Podemos y Syriza, timorata y arrinconada por la guerra mediática, que unas veces reconoce la inspiración bolivariana de Chávez o Kirchner, pero en otras, temiendo la demonización del imperio mediático olvida que esa Europa políticamente moribunda que dice ser de izquierda,  terminará muy seguramente por desencanto dando un violento giro hacia los nuevos nazismos, a falta de unas posturas ideológicas valientes que la situación requiere. No se da cuenta y por ello con frecuencia, arremete contra la Izquierda Unida o la Izquierda Abertzale, tratando de ponerle una vela al diablo y otra al santo, que se expresan por la tele, los impresos, las emisoras y redes sociales tejidas por el gran capital que financia el terrorismo global.


    Los argumentos que según Dorado son novedosos en su tesis satelital importada de Juan Carlos Monedero, el menos timorato del equipo de Pablo Iglesias,  se basa en sobredimensionar al movimiento Ocuppy Wall Street que terminó aplastado por los medios de propaganda global de CNN, Fox y el resto de la mafia mediática,  precisamente por no tener peso ideológico y rehuir la condición de izquierda; o el Podemos/Ciudadanos, que opina y actúa al son de las encuestas y las matrices de opinión mediáticas sobre lo correcto y lo incorrecto, que luce plagado de indefiniciones frente a temas como el de la monarquía, el cual evade cañando con los desahucios y otras yerbas,  que no tocarán llegado el momento de la verdad a fondo,  porque no actúan más allá de la moda mediática, pero eso sí, raudos acuden a reconocer el carácter de presos políticos a criminales multimillonarios de la política al servicio de USA, como Leopoldo López o Antonio Ledezma, mientras en casa acusan a los presos políticos de ETA de terroristas...¿Y de la coherencia qué? 

    

     Fernando Dorado, Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias y otros iluminados, no se han dado cuenta en su encandilamiento cegador, que lo que se juega hoy en día no admite medias tintas, porque lo que ocultan los medios y académicos que juegan a ser de izquierda o progresistas, es que esta democracia que en Colombia, Europa o Méjico ya no obedece a las mayorías que votan, es empujada poco a poco gracias a los nuevos vaticanos mediáticos, camino hacia un nuevo feudalismo donde las megacorporaciones trans y multinacionales, han desviado al pueblo precarizado racionalmente de la esencia problemática y problémica,  de las relaciones causalmente estrechas entre economía, política, derechos y capitales. De allí que la función de los opinadores precarizadores, esto es, los nuevos bufones de los nuevos señores feudales sea poner a bailar al pueblo embrutecido, al son de las burbujas de moda como el vegetarianismo, la ecología boba – criticada por Rafael Correa – o los derechos de los animales,  que terminan por estar por encima de los derechos de la gente. 


     De manera que el proletario precarizado es realmente un nuevo siervo de la gleba global, que se ha tragado el cuento de que el estado es de los banqueros, los multimillonarios y sus empleados, los cabilderos, los formadores de opinión  y los jefes políticos carismáticos – nuevos como Iglesias y viejos como Felipe González – que para nada reivindican el mandar obedeciendo, la refundación por democracia directa de la política sin más dilaciones – como lo hicieron Chávez, Kirchner, Evo, Lula y Correa- desafiando guerras mediáticas y otras estafas. Olvida Fernando Dorado, que los contextos hacen más complejo un mundo como el político, donde 2 + 2 no es cuatro:


    Sí Bolivia, Argentina, Venezuela o Nicaragua estando en el mismo patio, han debido manejar sus procesos atendiendo la diversidad de sus pueblos y contextos, más errado es comparar y comprar las recetas de Europa para Abyayala/América, máxime cuando los académicos de Europa y USA, o son mensos o son estafadores cómplices de esta gran estafa como Fernando, al seguir confundiendo y confundidos como Iglesias o Slavov Zizek, quien al pretender aclarar el populismo en política con la tara olímpica de la soberbia,  siguen confundiendo este concepto demonizado de las ciencias sociales,  con demagogia, personalismo y caudillismo [1] . Todos ellos tratan de congraciarse con el establecimiento mediático y militar oficial, como Fernando Dorado en esta operación monedita de oro. Por eso olvida entre otras cosas:


     Que la masacre de la UP no obedeció a un calculado sacrificio, sino a la creencia de la insurgencia en que la élite secular colombiana iba a respetar el esquema de la combinación de las formas de lucha, que en Europa por ejemplo, permitió en suelos del Reino Unido, la existencia de un movimiento independentista irlandés, con un brazo armado el IRA y un brazo político, el Sin Fein, con el cual se llegó a negociaciones de paz gracias a la prudencia de los medios de información. En España por ejemplo, antes de la llegada de gestores del paramilitarismo de estado como Felipe González o José María Aznar, en la época cuando se legalizó como democracia a la monarquía franquista, se aceptó por ejemplo, un brazo armado ETA, con un grupo político como Batasuna, cuyos miembros fueron asesinados, encarcelados y difamados por los actuales defensores españoles de los terroristas de Venezuela...Por eso mi crítica a Iglesias.


    En cuanto a Fernando Dorado quiero ser reiterativo:  ¿Tiene pruebas para acusar a las Farc de hacer matar a parte de su brazo político? ¿Tiene pruebas de los terratenientes defendidos por las Farc?  Hago estas preguntas, porque dudo mucho que Fernando Dorado tenga pruebas de las acusaciones, como tampoco las tienen quienes han tratado de demostrar sin aportar pruebas serias, que las Farc son un cartel del narcotráfico (Ferrer 2015), algo entendible viniendo de las Fuerzas Militares como oponentes que hacen una guerra psicológica informativa y militar. Cosa distinta es que las Farc cobren gramaje a los grupos de narcotraficantes y cultivadores de coca, en las zonas donde ejercen dominio territorial. Con el supuesto latifundismo de las Farc, Fernando Dorado vuelve a jugar el esquema de las fuentes que no son fuentes denunciado por Miguel Ángel Ferrer (2015), lanzando alegremente acusaciones como las del latifundio guerrillero, refutado por el tema de las zonas de reserva campesina, que el gobierno por el contrario ha violado a plomo limpio, con todo y que es una ley con decreto reglamentario.


     No es serio que personas que dicen ser de izquierda, actúen con las mismas lógicas del centro que no es centro ni democrático. No es serio reducir el conflicto que se negocia en La Habana, a una historieta de buenos y malos, que no tenga en cuenta que la guerra la hacen hombres y no ángeles y demonios.  Termina Fernando en cierta manera jugando a la estrategia ruandesa del Mille Collines, que propagó con mucho éxito como Caracol, RCN y todos sus tentáculos de manipulación de la opinión pública, la tesis de que hay personas que tienen derecho a matar y otras que sólo tienen derecho a rendirse y a dejarse matar. 


     Esa tesis no reconoce que la insurgencia fue generosa y más seria que el gobierno hasta el día de hoy, por ejemplo en el cese unilateral del fuego o la liberación sin contraprestaciones del general de las fuerzas especiales que les cayó con la amiga y todo en una zona selvática de su dominio.  Ese tipo de tesis tratan de mostrar una verdad única mientras gritan a voz en cuello que son pluralistas y objetivos, que son coherentes y serios...¿Se puede ser coherente, serio y de izquierda, vendiendo tesis del uribismo más ramplón? El académico o intelectual debe tener el mínimo de seriedad y responsabilidad al afirmar lo que predica. Por parecer correctos y supuestamente seducir al país, no se puede exigir celeridad al otro, y sobre todo el desarmarse, estando el paramilitarismo vivito y coleando y con sus jefes saliendo de la cárcel. 


Nicolás Ramón Contreras Hernández.

CC. 92.226.628 de Tolú Sucre. Ciudadano afroabyayalense de la Región Caribe en la República de Colombia. Red Independentista del Caribe. Observatorio de medios y estudios académicos. 


Referencias Infográficas y bibliográficas:


Galeano Vanegas, Eduardo (2004). Memorias del fuego II. Las caras y las máscaras. Siglo XXI Editores. Méjico.


Rosental, M. M., y Iudín, P.F (1997). Diccionario Filosófico. Gráficas Modernas. Bogotá. 


 http://www.alainet.org/fr/node/170221  - ARTÍCULO DE FERNANDO DORADO EN ALAINET.


 http://www.razonpublica.com/index.php/conflicto-drogas-y-paz-temas-30/2534-las-farc-nacieron-derrotadas-y-pueden-descomponerse.html  - ARTÍCULO DE ARMANDO BORRERO MANCILLA  


 http://www.lasexta.com/programas/mas-vale-tarde/noticias/pablo-iglesias-felipe-podemos-monarquia-encuentran-bruselas_2015041400391.html  - PODEMOS Y SU INDEFINICIÓN SIMBÓLICA ANTE LA MONARQUÍA Y EL NUEVO MONARCA, ES SUPERADO EN CLARIDAD POR BILDÚ E IZQUIERDA PLURAL.


 http://crowdfunding.informacionsensible.com/news/4770/Pablo-Iglesias-considera-necesario-el-populismo-de-izquierdas-para-el-cambio/  - PABLO IGLESIAS: OTRO CAMALEÓN MEDIATIZADO Y MAESTRO DE FERNANDO DORADO, QUE DESINFORMA EN EL CONCEPTO POPULISMO MANIPULADO POR USA.


 http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=40804  - LAS ZONAS DE RESERVA CAMPESINA REFUTAN A FERNANDO DORADO


 http://www.telesurtv.net/opinion/Una-aclaracion-con-respecto-al-populismo-20150424-0027.html  - SALAVOV SISEK OTRO DESPISTADO CON ÍNFULAS DE SABIHONDO GRACIAS AL COLONIALISMO ACADÉMICO CRÓNICO QUE PADECE TODAVÍA TELESUR. 


 http://www.telesurtv.net/bloggers/Las-FARC-y-las-fuentes-que-no-son-fuentes-20150521-0004.html  - MIGUEL ÁNGEL FERRER RECUERDA EL RIGOR ACADÉMICO AL TRATAR EL TEMA DE LOS DIÁLOGOS DE PAZ


 http://www.razonpublica.com/index.php/conflicto-drogas-y-paz-temas-30/6888-revolucionarios-pasados-por-coca-legado-comunista-y-narcotrafico-en-las-farc.html  - EXCELENTE TRABAJO DE DUNCAN Y VELAZCO SOBRE EL GRAMAJE DE LA COCA EN LAS FARC.


 

  [1]   El populismo como ideología desarrollada por Piotr Nikitin, Lavrov, Bakunin,  Herzen y Chernievsky a partir de las luchas agrarias en la Rusia Zarista del siglo XIX, que proponía “el salto del feudalismo al comunismo sin pasar por el capitalismo, con base en premisas como: 1) Cambio radical de las relaciones agrarias 2) Preparar al campesinado para la toma del poder 2) Es posible un progreso no capitalista anteponiendo la pequeña economía agraria (Rosental - Iudin 1997, p. 368).


Polarización y diálogos de paz

Imagen tomada de la Web
Imagen tomada de la Web

Por: @JairoOviedo1

 

Una sociedad solo puede ser exitosa desde la construcción de procesos divergentes, no desde el unanimismo, pero eso en Colombia lo hemos olvidado.

Hace no mucho, con un amigo con el que hablé, goce y compartí experiencias que nutrieron mi adolescencia, entré en una discusión típica sobre nuestras divergentes posiciones políticas. Él desde su orilla y yo desde la mía caímos muy rápido en las ofensas y el vilipendio. El único resultado de esa discusión, como yo lo sabía y estoy seguro él también, fue la interrupción del diálogo y posibilidad de intercambio de ideas.

Un país que ha sufrido siglos de violencia, el último ciclo que lleva mas de 50 años, ha creado seres que somos capaces de amar nuestra palabra, nuestra posición, más que la construcción de futuro. Una sociedad solo puede ser exitosa desde la construcción de procesos divergentes, no desde el unanimismo, pero eso en Colombia lo hemos olvidado.

En términos de principios fundamentales, cuasi teleológicos, es fácil poner personas de distintas corrientes políticas de acuerdo, incluso cuando no se acepte el término que usa el otro por la carga histórica que posee. La importancia del ser humano y su rol en el mundo no es cuestionado. Es considerado el estudio central de las agencias de gestión de recurso humano, cliente interno o como lo denomine. Y el motor y cambio de las necesidades de las condiciones materiales, como lo diría un marxista, o las condiciones hacia el desarrollo, como lo denominaría un globalizador, tienen mucho de común. ¿Quién no quiere que no hayan niños muertos de hambre o que no exista pobreza? Nadie por lo menos lo diría muy abiertamente.

Pero sí nos podemos poner de acuerdo en las metas, en los fines.  ¿Por qué luchamos y nos hacemos matar, odiar, vilipendiar, estigmatizar, por los medios para conseguirlo? ¿Por qué no podemos reconocer que existen posiciones diferentes y que debemos construir de manera colectiva? No solo con los que piensan igual que yo, sino con todos. No podemos seguir en diálogos de sordos en el que interlocuto sólo con aquel con el que tengo un lenguaje en común, una ideología parecida o una experiencia vital similar.

Los diálogos de La Habana pueden no ser apreciados por todos con sus diversas y válidas razones. Pero es un fenómeno que existe y que da pasos que hacen pensar que no es imposible que nazca un fenómeno político-económico-cultural al que nos deberemos enfrentar.

Ese fenómeno deberá adoptar sus propias dinámicas y encontrar sus propias lógicas. Pero no es en La Habana donde se hará y no serán las FARC, el ELN, ni el Gobierno los responsables de su construcción. Eliminar el uso de las armas como forma de atacar o defender un Estado, la muerte como medio político de cualquier tendencia, podrá detenerse algún día.

Pero mientras las condiciones objetivas, la forma como el recurso humano se moviliza en las diferentes escalas sociales, las condiciones materiales de las comunidades, ya no dependan del bramido de las armas, nos daremos cuenta que solo quedamos nosotros: personas con diferentes puntos de vista que tendremos que encontrar acuerdos dentro de los desacuerdos, que tendremos que construir una nueva sociedad partiendo del diálogo, que puede no ser siempre respetuoso pero que no puede negar la existencia del otro para que se forme una nueva sociedad.

Es así que diferentes procesos de paz son necesarios. Y aunque es necesario el diálogo con los que están armados en todas las orillas, es quizás mas importante, vital, fundamental, iniciar el diálogo aquí.

Ese  si que será difícil porque implica acordar sin poder levantarse de la mesa o mandar todo al carajo; implica la necesidad de la construcción organizada de proyectos sociales, culturales, políticos, económicos, diversos que puedan coexistir; implica quitarse las camisetas, o más bien, colocarse todas las camisetas. ¿Por qué no puede alguien ser capitalista o socialista o comunista? ¿Por qué no podremos vivir sin necesidad del odio?

Estar de acuerdo en todo no es posible, ni siquiera positivo. Los diferentes paradigmas van cambiado y transformando las diferentes ópticas. El destruir un paradigma científico no implica que los científicos deban negarse, sino que pueden construir nuevas estrategias para entender mejor el universo.Es posible creer que de la tesis y la antítesis, puede nacer la síntesis, en lugar en enfrascarnos en tener la razón (que difícilmente tendremos de manera absoluta) y nos entregamos al dialogo de ideas, no de ataques o personas, diálogos que no conducen a nada.

 

Es menester, aunque implica un gran tiempo, mucho esfuerzo, empezar el dialogo de paz entre los colombianos, entre todos los colombianos, aceptando que estos polos si se pueden derretir, y que ojala se derritan. Así todos seremos mar y deberemos navegar de acuerdo con la fuerza de las corrientes de este planeta, que es el único que tenemos.

El Cóndor no es "Trendy"? Las Brisas no lo llevaron tan alto...

Por: Estanich Grant Pinilla


Solo en una nación gráficamente simbolizada por un escudo patrio, protegido por una de las aves carroñeras más grandes de la región andina que hace alusión a la "Libertad y el Orden" que la caracterizan, se puede vivir todos los días haciendo caso omiso de la realidad.

En Caquetá, una región azotada por la falta de la mencionada "libertad y orden", El Cóndor, (esa misma ave carroñera) le da nombre a la escuela primaria del pequeño corregimiento de Las Brisas, en el area rural de Florencia, donde al igual que los lugares mas recónditos del país, llego hace pocos días una avalancha mediática del magullado metatarso de la lesionada diva futbolística del momento. Pareciera que a Las Brisas llegasen las noticias como ventarrones devastadores, pero que tan solo salieran como susurros en la nuca de sus pobladores. 

Con nuestra gente completamente indolente, indiferente y atrofiada por las novelas de idolatrados narcos, meretrices, y figurines musicales populares (o la combinación de todas las anteriores), circos humanos noticiosos y reality shows, distraen a mas de 40 millones de colombianos de los estragos de una "guerra" asimétrica, donde al igual que en el carnaval de barranquilla "Quien lo vive es quien lo goza!".

En Las Brisas hace 2 días, 5 niños campesinos hijos de una familia desplazada fueron masacrados a tiros (sobrevivió uno por "abeja"), pero muy pocos nos enteramos, o lo hicimos tarde, ya que no vimos en redes sociales caricaturistas de todo el mundo manifestando total repudio por la muerte de los suyos en Francia, clamando libertad de expresión y ocupando las primeras páginas de todos los diarios, noticieros, podcast y redes sociales. 

Sus compañeros de escuela, vecinos y coterráneos indignados, salieron también a marchar en su pueblo, exigiendo justicia y evidenciando la complicidad e ineficiencia del estado ante una pronosticada tragedia que se pudo evitar. Pese a todo esto Samuel, de 17; Juliana, de 14; Xiomara de 10, y Déiner, de 4 no fueron tendencia, no eran lo suficientemente importantes para influenciar las colectividades de "Millenials" desocupados ni hipsters bloggeros cazadores de lo "cool".  

Como no se trata del amarillismo de la "Miss Tanguita", ni de los memes de la "Miss Tanbestia", sino de la decadente realidad "mágica" de nuestra sociedad enferma, para que carajos compartimos?, si no nos toca directamente.

Vamos por el camino de la paz por lo visto!! Como diría otro de los "libres" de esta ordenada nación: "Buenas noches país de mierda"

EGP


Tomado de: https://www.facebook.com/notes/estanich-grant-pinilla/el-condor-no-es-trendy-las-brisas-no-lo-llevaron-tan-alto/10155216689805424


No nos callarán,  negras aves de mal agüero. 

17 de enero de 2015

 

 “En tierra propia, nuestros indígenas, desde la llegada de los españoles fueron esquilmados y despojados, no solo de su tierra, del oro de sus padres, cuyas tumbas fueron consideradas guacas; su tierra fue quitada de sus manos, quedando despojado junto a sus hermanos, al abrigo de los vientos y relegado a los pantanos; hasta de sus nombres fueron despojados, cambiando los Chimazu por Rodríguez, los Araques, por los Sánchez; muchas cosas que los blancos tienen ellos, son producto del legado de sus abuelos, como el pollo, la icotea, huevo iguana y el sombrero”. De esta manera lo cuenta el tema musical “El Indio Sinuano”.

 

El pasado 11 de diciembre se llevo a cabo en la ciudad de Bogotá, con el lema de “no nos vamos a callar”, un plantón, para visibilizar la denuncia sobre amenazas de parte de supuestos paramilitares, denominados águilas negras y que nos daban plazo hasta el primero de enero para salir de nuestros sitios de trabajo; es en el marco de este plantón que los compañeros de “Contagio Radio”, otro de los amenazados, realiza la entrevista a Fabiola, corresponsal en Colombia de Reporteros sin fronteras, para quien en el País existe hoy una fuerte polarización, que se evidencia a partir de la postura critica hacia las actuaciones de las fuerzas armadas, o hacia quienes están en contra del “proceso de paz”, lo que se ha traducido en los 14 medios y 12 periodistas que han sido amenazados, buscando acallar las voces que hablan desde la base, desde los procesos sociales que están ocurriendo, cercenando el pluralismo informativo.  

 

El pasado 7 de enero en Paris, capital de Francia, un atroz acto de terror cometido por franceses, fanáticos Islamistas, cobro la vida de 12 caricaturistas del semanario Charlie Hebdo, lo que ha sido aprovechado por la derecha fascista para distorsionar la cultura musulmana y profundizar la fobia hacia la religión islámica. La causa de fondo de este atentado tiene el ánimo de E.U. y Europa de apropiarse de ricos yacimientos de petróleo, gas y agua en Asia y el norte de África. Como parte de un contrasentido, el presidente de la República Francesa, lanzó un llamado a la unidad nacional y participó personalmente en la manifestación de repulsa al hecho, acompañado de unos 50 jefes de Estado y de gobierno extranjeros, todos ellos comprometidos, de diversa manera, en agresiones, invasiones, despojo, guerras y crímenes en contra de la humanidad.

 

Para Fabiola, el trabajo periodístico de los medios independientes, alternos o populares, o como se llamen, es abierto; de otro lado, es cierto que es oponente a los “otros medios”, a los grandes medios del capital y por lo tanto, el oponente principal, se llama capitalismo. Porque el gran enemigo de la humanidad es el capitalismo, con todos sus componentes que le son inherentes, de homofobia, iniquidad, injusticia, corrupción, guerras, contaminación ambiental, despojo, y todos sus etcéteras.

 

El periodista canadiense Jean-Guy Allard, durante su participación en el programa La Patria Nueva, transmitido por Radio Nacional de Venezuela, entre otras afirmo: “El gobierno de Washington, con Obama a la cabeza, no ha tenido reparo en confesar con un cinismo sin límite que está realizando operaciones de sabotaje mundial de grandes dimensiones con intenciones apocalípticas para arruinar países y controlar el planeta”.

 

El capitalismo, en la medida que se aferra al logro de su supervivencia, hecha mano de todo lo posible, siendo quien mejor enseña sobre la “combinación de todas las formas de lucha”, y preocupándose especialmente de lograr meter el “huevo de la serpiente”, en un macabro juego que busca la cooptación consentida; desde esta óptica, en el caso colombiano, las amenazas a los medios contra hegemónicos no son solo las que se dan a través de amenazas panfletarias, sino que existen otras amenazas latentes y de igual perversidad.

 

Solo por poner un ejemplo: “sin desconocer que somos “diversos y pluriculturales” ni negar las características que en riqueza nos implica, “diversos y pluriculturales”, son dos palabrejas creadas por la UNESCO para fortalecer una desfragmentación cultural y económica, que ha logrado abrir paso al extractivismo y la explotación por parte de las multinacionales”. Humberto Cárdenas y Álvaro Marín en su libro “la biodiversidad es la cabalgadura de la muerte” afirman que “asumir el lenguaje de la globalización es la manera contemporánea de asumir la lengua del colonizador y al mismo tiempo asumir como propio un poder ajeno”.  

 

El atroz acto de terror cometido en Paris, propiciado por fanáticos, ha sido aprovechado para profundizar la guerra mediática que en América y Europa occidental se libra desde hace años contra el Islam y de contera, buscando sacar partido, orientándonos hacia el fascismo. El papel que deben jugar los medios alternos, populares, contra hegemónicos, o como se llamen, nos obligan a tener claro el camino a seguir, si en verdad estamos por la defensa de las mayorías pobres en el País, y porque no decirlo, por la defensa de la humanidad, enfrentada a ese monstruo llamado capitalismo, en cuyo contexto, propiamente Charlie Hebdo, no ha jugado este papel.

 

Omar Vera es parte del periódico “El Turbión”, otro de los medios amenazados, quien también fue entrevistado por “Contagio Radio”, en el marco del plantón del pasado 11 de diciembre y para quienes es la primera amenaza que les ha llegado con nombres propios, pues en el pasado, las amenazas han sido genéricas, principalmente en épocas en las que han denunciado a grandes empresas multinacionales.

 

La siguiente reflexión de una licenciada en Filología e idiomas de la Universidad Nacional, nos pone otro ejemplo de como se busca una cooptación consciente, si se pudiera llamar de esta manera y que se constituye en una constante amenaza; señala nuestra invitada, “este nuevo discurso se ha basado en el otorgamiento de nuevos significados a conceptos fundamentales, alterando el sentido que cada cultura tenía de ellos. Un ejemplo antiguo y recientemente muy difundido gracias a las nuevas políticas culturales, son los términos guache y guaricha, los cuales en principio significan, o sea refieren, al concepto de hombre y mujer respectivamente; pero que posteriormente fueron transmutados por un USO VIOLENTO ejercido de los españoles hacia los indígenas, evento en el que su SENTIDO, es decir lo que representa, pasó a ser el de un atarván y una cualquiera. Vemos pues cómo el USO del lenguaje determina el SENTIDO de las palabras y por ende puede determinar nuestras culturas. Puntualiza la Filóloga. Vemos como desde fuera y desde dentro se nos amenaza.

 

Lo que queremos manifestar es la manera como, casi de manera natural y sin que lo percibamos, las cosas van “empatando”. Reflexionan Cárdenas y Marín sobre lo curioso que es que un mundo homogéneo, no biodiverso y monocultural como el Europeo sea el que hable de biodiversidad y pluriculturalidad, y observan además, que estos son términos utilizados para los países del sur, llamados también tercermundistas, es decir, no desarrollados económica e industrialmente pero ricos en materias primas. Podríamos afirmar, de otro lado, que es Indicativo entonces de que el despojo requiere hasta del lenguaje.

 

Por su parte, el fascismo, como un fenómeno que ahora camina y busca profundizarse en el mundo, desde Francia,  es la forma contemporánea de la máxima opresión, explotación e intolerancia de un sistema capitalista con rostro neoliberal globalizado. Es un fenómeno económico expresado en los intereses del gran capital en disciplinar a hierro y fuego a la clase obrera. Es un fenómeno político que establece el totalitarismo, es decir, la represión estatal tecnológicamente perfeccionada para eliminar cualquier disidencia u oposición. Es un fenómeno cultural, en el sentido de crear odios con chivos expiatorios religiosos, étnicos o sexuales. Es la agudización de la lucha de clases, aunque por gracia de algunas Organizaciones No Gubernamentales, con un discurso fragmentador, pretendan difuminarla en lo que ahora llaman “sectores sociales”; llámense sectores negros, blancos, amarillos, indígenas, mujeres, niños, LGBT, o como se llamen, las clases sociales continuaran presentes, porque es en lo fundamental, lo que profundiza el capitalismo.

 

El Colombiano José Antonio Gutiérrez, en su articulo “no soy Charlie”, apuntillaba que “El actor español Willy Toledo decía, en una declaración polémica -por apenas evidenciar lo obvio-, que “Occidente mata todos los días. Sin ruido”. Y eso es lo que Charlie y su humor negro ocultan bajo la forma de la sátira”. Preguntémonos nosotros que es lo que se oculta detrás del execrable crimen cometido en Francia.

 

Todos los sábados, “Alternativa Latinoamericana del Canadá”  http://alternativalatinoamericana.blogspot.com trasmite en español un programa de tres horas y en la primera hora del programa se transmite “Reporte Colombia”, un programa de 30 minutos sobre el acontecer colombiano, realizado por el colectivo “Radicales Libres”, que puede ser escuchado igualmente por CFRU.CA  http://cfru.ca/,   a partir de las 6 PM hora canadiense, 5 p.m en Colombia. Este sábado 17 de enero del 2015, no deje de sintonizarse y escuche “Reporte Colombia”.

 

SÍGANOS EN:

Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-podcast-reporte-colombia_sq_f164405_1.html

Facebook: Reporte Colombia 

https://www.facebook.com/ReporteColombia

Twitter: @ReporteColombia

Visite: http://mediospopularesdecomunicacion.jimdo.com/

Interrogantes sobre la captura del General Rubén Alzate

La captura del general Rubén Alzate en el Chocó abre varios interrogantes interesantes.

(Anónimo)


Primero, por qué lloriquea Santos si él ha pregonado en todas partes que él fue quien “dio la orden para liquidar a Alfonso Cano” y era tanto su pavonamiento que se creía el “matón” del pueblo, que era “intocable”, él y sus esbirros, como el general de marras. ¿No era él el que decía que “negociaría como si estuvieran en paz, y adelantaría operativos como si estuvieran en guerra”?


Solo tres semanas iniciados el proceso de paz en La Habana, la aviación colombiana, por orden de presidente Santos, bombardeó y mató a 20 guerrilleros en un campamento del sur del país. Las FARC no suspendieron las negociaciones de paz en La Habana.


¿Será que la oligarquía cree que en el conflicto interno colombiano ellos, los oligarcas, son los únicos que pueden “golpear al enemigo”? ¿Será que los generales, politiqueros, funcionarios corrompidos de toda laya, creen que porque tienen 100, 300, 500 guardaespaldas son “intocables”? ¡Váyanse bajando de la “burbuja” porque las FARC-EP les está demostrando que en una guerra nadie, nadie!, es intocable y todos tienen sus puntos vulnerables. Recordemos que apenas hace unos días el presidente Santos amenazaba de muerte a los guerrilleros de las FARC-EP. ¿Qué dirá ahora? ¡Hmmm!


Ahora bien, tercero, los guerrilleros que son “capturados” en acción o no acción, de civiles, ¿no son tratados como “enemigos” por las fuerzas estatales? Entonces, por qué razón las FARC-EP tienen que tener “consideración” que el general y su escolta estaban de civil, pero portaban armas de largo alcance. ¿O es que al general le gustaba pasearse como para-militar de acuerdo con el momento? Un combatiente, lo ha demostrado la propia oligarquía con su accionar, no deja de ser combatiente porque está de civil. Alfonso Cano estaba de civil y fue asesinado fríamente.


Cuarto, por qué Santos no tiene la gallardía de aceptar que uno de sus “chachitos” la “colgó” –se metió en una “ratonera” con un solo escolta y una “abogada” (¿a quién quería impresionar el general, a la abogada? Hmmm!). Ante el hecho lo que queda claro es la gallardía y la hombría de los guerrilleros y los comandantes de las FARC-EP que ante el asesinato de su Comandante en Jefe, Alfonso Cano, “hicieron de tripas corazón” y siguieron adelante con las conversaciones, interpretando de correcta manera el sentir del Comandante Cano?


El 20 de enero 2014 murieron 14 insurgentes de las FARC en un bombardeo a un campamento de las FARC en el departamento de Arauca. Las FARC no suspendieron las negociaciones de paz en La Habana. ¿Tienen derecho de responder las acciones de guerra ordenadas por el gobierno y el estado colombiano?


Que nosotros recordemos, las FARC-EP no hicieron melodramas ni amenazó ni dio la orden de suspender los diálogos, como los está mostrando el presidente Santos, que falta que llore como plañidera.


Quinto, llama la atención que organismos internacionales salgan a pedir “devolver sanos y salvos a los capturados por las FARC”, mientras ha mantenido un ominoso silencio ante las arbitrariedades y las violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno Santos en los años en que ha sido inquilino de la Casa de Nariño.


La mal llamada comunidad internacional no tiene ningún derecho a mover la boca toda vez que lo que la mueve son sus intereses para darle el zarpazo a los recursos naturales de los colombianos y ni siquiera se “rascan” el bolsillo como debe ser teniendo los miles de millones expoliados a los pueblos latinoamericanos y ante la actitud mendicante de Santos le tiran sus migajas.


Así las cosas, queda claro que es la guerra que la misma oligarquía decretó en 1964 y cada presidente la re-decreta cada cuatro años la que se les está devolviendo y golpeando como un bumerang. Si la oligarquía quiere de verdad la Paz, lo que tiene que hacer es seguir en la Mesa de La Habana las discusiones y abordar como punto prioritario y fundamental el Cese Bilateral de Fuegos, ya que está demostrado en el caso colombiano que siquiera conversar bajo el ruido atronador de los fusiles y las bombas lo que produce son más y más víctimas.


Por último, el general Alzate no fue capturado indefenso. Ahí no hubo secuestro. Ahí hubo una captura de una unidad enemiga. En sus manos portaba un fusil el general, al igual que su escolta. ¿Por qué no lo usó?... ¡Averígualo, Vargas! ¿O es que hay “embuchado”? “Amanecerá y veremos...

Rebelión, justicia social, religión.

«Matarnos a todos, destrozarnos a todos, picarnos a todos, y no sólo física, sino política y moralmente a todos. Ninguno se salvará. Siempre lo mismo»


Por Gabriel Ángel


Según leyendas antiguas, poco difundidas entre nosotros, Adán tuvo una primera mujer llamada Lilith, con la que definitivamente no pudo convivir debido a que ella siempre quería imponer su voluntad. Su problema adquirió dimensiones mayores cuando ella exigió ir siempre encima en sus relaciones sexuales. La grave contradicción obligó a la intervención divina.


Ángeles enviados por Jehová se presentaron ante ella para manifestarle que era su obligación obedecer la voluntad de Adán, argumentó que ella no aceptó. Pasaron entonces a explicarle que era una disposición de Dios, a lo que la mujer respondió dignamente que no estaba allí para cumplirle órdenes a nadie, menos a un Dios. El final puede imaginarse.


Lilith terminó devorada por la tierra y pasó a representar la encarnación de todos los vicios y maldades, muy al gusto de las religiosidades hebrea y cristiana. Como símbolo de la rebeldía de la mujer estaba destinada a la condenación. Ninguna conducta despreciable dejó de serle atribuida, desde las más infames perversiones sexuales hasta la de robar y alimentarse de niños.


Mitos milenarios como ese dan cuenta de cómo desde los albores de la llamada civilización, con su carga de opresión social y dominación política, los poderes establecidos han dedicado buena parte de sus esfuerzos a la demonización de quienes se atreven a pronunciarse contra ellos. Lilith encarna mucho más que la rebelión de la mujer contra la opresión masculina, representa la eterna lucha de la humanidad contra los poderes fundados en la obediencia ciega y la divinidad.


La razón y las bondades de Lilith conmueven, no solamente por la firmeza irreductible con la que las sostuvo, sino por la forma en que fueron aplastadas, por la sevicia desatada en la difamación de su memoria. Definitivamente no es cierto eso de que la verdad y la razón siempre triunfan. A veces, muchas veces, casi la mayoría de las veces, resultan arrolladas y vencidas por la fuerza de la sinrazón. Sin embargo siempre vuelven a brotar y crecer, en un eterno renacer imposible de evitar. Si murieran, la humanidad y la vida estarían perdidas para siempre.


Una de esas tantas Liliths que despiertan incesantemente en uno y otro lugar de la Tierra, está representada en Colombia por las FARC-EP. Basta con ver y oír a los obispos castrenses y capellanes de las unidades del Ejército Nacional, bendiciendo las aeronaves y las armas de las tropas cuya misión es sepultar las guerrillas, para recordar a los ángeles enviados por la divinidad a hacer desistir a Lilith y castigarla ejemplarmente por su desobediencia.


¿Quién no escuchó al Presidente Santos desde Londres identificarse con la posición del gobierno británico, según la cual esta es la última, la única y la verdadera oportunidad que tienen las FARC para desmovilizarse y entregar sus armas? No es la primera vez que el régimen terrorista de Colombia amenaza del mismo modo. Matarnos a todos, destrozarnos a todos, picarnos a todos, y no sólo física, sino política y moralmente a todos. Ninguno se salvará. Siempre lo mismo.


Si se lo mira bien, todos tendremos finalmente que abrazarnos con la tierra un día. Así que el verdadero dilema no consiste en pensar de qué modo y cuándo nos llegará la muerte, sino de qué modo y a qué causa dedicamos los seres humanos la vida.


La Gran Bretaña se llamó alguna vez Imperio porque su poderío militar y económico se extendió alguna vez por África, la India, el sudeste de Asia, Oceanía y buena parte de América. Millones de seres humanos fueron sometidos de modo brutal por la fuerza, con el único propósito de saquear de sus territorios las riquezas que dieron lustre al Reino Unido. El Príncipe de Gales y el Primer Ministro inglés todavía hablan como si nada hubiera cambiado. Están errados.


Así sucedió también con el Imperio Español, al que sus admiradores aplaudían porque nunca terminaba de ponerse el sol sobre sus extensiones. Borbones y Rajoyes olvidan que esas viejas glorias alimentadas por la esclavitud y el genocidio desaparecieron con el paso de los ejércitos patriotas de San Martín y Bolívar.


El Presidente Santos tampoco lo advierte, cuando se escuda en ellos buscando amedrentar a las FARC. O lo hace a propósito, para disimular que su real respaldo viene de más cerca, de los Estados Unidos, el imperio que tiende su mano ensangrentada al régimen colombiano, del mismo modo que lo hizo en el pasado con Trujillo en República Dominicana, Batista en Cuba, Pinochet en Chile, y muchos otros tiranos del continente.


Poco o nada queda de tales dictaduras, puesto que los pueblos lograron por fin sacudirse de ellas. Y hoy apuntan al establecimiento de un orden completamente distinto.


Por eso no puede decirse que seamos las FARC las fracasadas. Aunque lo digan una y mil veces, como lo hacen a diario y repiten alborozadamente en los grandes medios de la desinformación y la calumnia. Cuando en La Habana se busca por parte nuestra una salida pacífica y democrática a la larga confrontación, más arrecia el maremágnum de infamias a atribuirnos. Una solución política como la planteada por nosotros significará su derrumbe.


Un verdadero y silencioso remezón se produce en el mundo de hoy. Algo está pasando. Los viejos imperios murieron y el actual no está en sus mejores días. Su sueño de Nuevo Siglo Americano hace aguas a sus pies. Ya no pueden controlarlo todo como quisieran. Pese a sus mil bases militares dispersas por el mundo. Pese a sus misiles, drones y fuerzas especiales. Ahora hasta el Papa Francisco les resulta sorprendente. Condena al capital, la explotación y la guerra.


Es como si Dios comenzara a ver que la razón estaba del lado de Lilith, que la razón pertenece a los pueblos rebeldes y no a los poderes establecidos. Que hay que replantear las cosas. Enhorabuena.


Montañas de Colombia, 9 de noviembre de 2014 

México y Colombia. El horror y sus sombras, aquí y allá 

Intentaba no enterarme de la masacre ejercida sobre los normalistas de Ayotzinapa, en Guerrero México.


No quería, por el dolor que se me calaba en el alma, pero cerrar los ojos a su tragedia que es nuestra tragedia en Colombia, es acto insolidario para quienes claman justicia desde el fondo de la tierra y es obsecuente favor a los responsables todos, desde los malparidos sicarios paramilitares que ejecutaron el crimen,  pasando por las instituciones oficiales mancomunadas, hasta los círculos de poder estatal,  que funcionan en engranaje. Un engranaje de maldad y muerte propio del sistema capitalista que vomita engendros de odio, corrupción, narco-crimen, paramilitarismo, pobreza y dolor entre otros terribles males que se asestan sobre los pueblos del mundo.


Marchas y movilizaciones en todo México, ¡los queremos vivos! a pesar de la verdad que nos hace el tormento y que aun con datos confusos van dejando las sombras del horror: “oye nos está balaceando la policía de aquí de Iguala” relataba un normalista sobreviviente, así le dijo un compañero que lo llamó en plena angustia. Y entonces fueron entregados por los policías de Cocula e Iguala a integrantes del grupo de Guerreros Unidos -los paramilitares de allá en vínculo con instituciones legales, como sucede igual en Colombia- para desatar la muerte a 43 vidas en plena luz, hasta dejarlas convertidas en exiguos restos y cenizas a los que luego empacaron en bolsas. ¡Canallas! “¡imperio asesino de niños!, la rabia madre por dios tengo frio”, que fueron asesinados y calcinados, que fueron trasladados en grupo viéndose las caras en su llanto, impotencia y terror. Mis niños en plena juventud y sus madres laten en mi corazón doliente, hijos del pueblo. Y los llevaron al basurero de Cocula, algunos ya iban asesinados ante los ojos de los otros, y en el basurero asesinaron a los que aún estaban vivos y un grupo de más o menos 15  murieron de asfixia, luego les quemaron con gasolina y otras sustancias para ocultar el crimen y no dejar evidencia. Les prendieron fuego desde las 12 de la noche hasta las tres de la tarde del día siguiente. Los restos fueran triturados y luego lanzados al río. ¡Qué horror, qué horror! ¿Cómo pueden existir seres que hagan algo así? ¿De donde salen estos monstruos humanos?


Solo un sistema como el que nos ha tocado vivir puede generar algo así, un sistema basado en la cooperación y solidaridad jamás produciría este adefesio brutal, pero estamos en  el sistema de la ambición, la codicia y la ganancia que hasta el aire contamina y convierte en mercancía; en el que se cree que tener más, es ser mas; este sistema que sume en la pobreza a las mayorías para el enriquecimiento de las minorías y esos que se hicieron los dueños del mundo, ríen y bailan mientras matan; manejan sus burdos intereses de oro, petróleo y poder regando la ignominia con sangre de pueblo; inoculan fuerzas bárbaras para beneficiar los intereses del gran capital; esas elites henchidas de poder, riqueza vanidad y envilecidas y sus súbditos y sus anuentes y vendidos y dementes descompuestos, que funcionan cual engranaje del mal, ahora ante el macabro crimen, pretenden negar la verdad y decir que los normalistas están desaparecidos, lavarse las manos como Poncio Pilatos  haciendo de la complicidad, su soterrada impunidad.


Que los poderosos del mundo tienen sus ejércitos legales para que les defiendan sus intereses, sabíamos, y también tienen estas formas ruines de ejércitos legales e ilegales vinculados unos y otros, crímenes de estado. Lo ocurrido con normalistas de Ayotzinapa, ha retrotraído en un hilo de la historia lo acaecido en la Plaza de Tlatelolco, donde otro funesto día del año 1971 dispararon contra una manifestación estudiantil pacífica en las calles de la ciudad. Es la réplica de lo que otrora sucedió, con las características del contexto actual. En México como en Colombia hay ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, fosas comunes, amenazas, persecución, encarcelamiento, allá como aquí se entrega el país a empresas trasnacionales que lo saquean y devastan, allá como aquí las mismas elites gobiernan desde tiempos inmemoriales y son corruptas y son perversas, allá esta tragedia de los normalistas de Ayotzinapa como aquí, las casas de pique en Buenaventura o la sevicia de las masacres y crímenes mediante el uso intensivo de motosierras, las fosas de caimanes, hornos crematorios para desaparecer cuerpos. Sea cual fuere el autor de estos hechos, al estado le cabe la responsabilidad, es su misión  ser garantes de los derechos de los ciudadanos, pero si además sus instituciones, policía, ejercito u otras legislativas, jurídicas o ejecutivas se involucran, entonces estamos frente a un estado mas que fallido, criminal al que debemos emplazar y derrocar.


Los normalistas de Ayotzinapa y todas las víctimas de esta humanidad doliente, deben ser aliviados en elevada reivindicación, todas las voces  alzadas para hacernos su propia voz y  que este parto de dolor agudo se convierta en acción de justicia, de repudio, de resistencia y lucha y como una sola fuerza podamos avanzar hasta lograr que el imperio de la maldad desaparezca de la faz de la tierra.   



-------

Nota: Varios  artículos e informaciones consultadas,  referencio dos: Omar García – sobreviviente de la masacre de estudiantes de ayotzinapa, México. Testimonio en youtube y Detenidos aseguran haber asesinado a desaparecidos, Gustavo Castillo. La Jornada – México


Publicado en Kaos en la Red

Los diálogos de La Habana y las perspectivas de una paz duradera en Colombia

La posibilidad de un acuerdo concreto que ponga fin al histórico enfrentamiento armado debe ser la principal prioridad de todas las fuerzas políticas, movimientos políticos y sociales de carácter populares. La pregunta que surge es ¿bajo qué condiciones y garantías reales de verificación podemos decirle adiós definitivamente a la confrontación armada en Colombia?

Conclusiones extraídas del Ensayo: "Los diálogos de la Habana y las perspectivas de una paz duradera en Colombia"

Por: Oto Higuita 

01/01/2014 

 

En los dos años desde que se instauró la mesa de La Habana, ha corrido mucha agua bajo el puente. Innumerables peligros y amenazas han tenido que ser sorteados; la confrontación militar sigue causando víctimas de lado y lado incluyendo a la población civil; se han hecho grandes movilizaciones de carácter local, regional y nacional mostrando el apoyo y respaldo a los diálogos de La Habana, como la movilización por la paz con justicia social del 9 de abril del 2013; 2014 fue un año electoral donde el pueblo mayoritariamente eligió el mandato por la paz y el apoyo a los diálogos, reeligiendo a Juan Manuel Santos y donde la izquierda y los sectores democráticos se movilizaron desde diferentes escenarios y plataformas como los Frentes Amplios para apoyar y defender el proceso de diálogos y la paz con justicia social; el llamado a establecer otra mesa con las dos organizaciones insurgentes que están reclamando un diálogo; infiltraciones y saboteo a las delegaciones de paz de La Habana; las vacilaciones y ambigüedades del gobierno de Santos respecto al proceso y a mantener un ministro de guerra que cumplió ya su ciclo y sigue tratando de sabotear los diálogos; la intención del gobierno de firmar una “paz express” reclamando la desmovilización y entrega de armas cuando no está contemplado en los 5 puntos de la agenda; la represión, encarcelamiento, asesinatos y estigmatización contra los movimientos sociales y populares que protestan y reclaman derechos como en el caso del paro nacional agrario del 2013. 

 

Cuando fueron leídos los discursos de apertura para la terminación del conflicto armado y la construcción de una paz estable y duradera en Oslo, una nota monótona de rechazo recorrió como una onda expansiva la sociedad colombiana: era la algarabía rabiosa de los medios de comunicación. Nota coordinada y difundida por los formadores de opinión de los grandes medios que esperaban “escuchar” en el discurso leído por Iván Márquez la claudicación de la guerrilla y no un mapeo político e histórico detallado del conflicto social y armado. Tal vez a muchos los tomó por “sorpresa” que las FARC tengan un análisis no solo actualizado de la realidad del país, sus conflictos, contradicciones y propuestas de solución, sino que incluso hayan profundizado en asuntos tan trascendentales como el tema agrario. Esa actitud es entendible cuando desde dichos sectores del poder y los grandes medios de comunicación, se insiste en ver las cosas unilateralmente a través del prisma de sus propios intereses. Un modo particularmente construido desde las editoriales, opinión y estrategia publicitaria del sistema. 

 
Los medios de comunicación son, sin duda, responsables de lo que ha sucedido en el país, del conflicto social y armado, son cómplices de los responsables históricos de la violencia, de la imposición de un modelo económico que ha enriquecido a unos pocos y mantenido en la pobreza a millones, y de cubrir la mala imagen de un régimen político corrupto y deslegitimizado porque son orgánicos al poder. No podrán esquivar más preguntas como: ¿Desde cuándo viene el Estado cometiendo sistemáticamente, violaciones contra sectores del pueblo? ¿Desde hace 50 años con el surgimiento de las guerrillas? ¿O antes de que ellas surgieran, unas décadas atrás? ¿Cuándo, por qué y por quiénes, se desató la violencia en Colombia? 
 
Hay muchos ejemplos de cómo los grandes medios de comunicación continúan manipulando la mentalidad de la gente, con el objetivo de generar un consenso político en la ciudadanía a favor de los intereses del bloque de poder dominante. Y es aquí donde los medios de comunicación alternativos y populares vienen cumpliendo una labor trascendental en estos nuevos tiempos, desde la socialización y difusión de noticias e información que en general pasa desapercibida por los grandes medios de comunicación comerciales, en el debate de ideas, así como en la creación de materiales audiovisuales y en el acompañamiento, cubrimiento y visibilización de las luchas, pliegos y demandas de las comunidades en resistencia. 
 
Si como vaticinó Marx en el Manifiesto Comunista, toda la historia de la sociedad humana, hasta el día, es una historia de luchas de clases, la batalla de ideas es uno de los escenarios principales donde se han desarrollado estas luchas. A los comunistas, socialistas, revolucionarios y demócratas que han dado estas batallas les debemos gran parte de las conquistas en derechos, libertades y justicia que ha alcanzado la humanidad. 
 
A pesar de los intereses de los poderosos, los diálogos han avanzado, y esto significa que una nueva fase de la batalla de ideas y lucha política se abre. Batalla que se enriquecerá aún más con las otras dos fuerzas insurgentes, ELN y EPL, participando de los diálogos por la por la solución política del conflicto. Por ejemplo, se ha avanzado en puntos concretos (hay 28 subpuntos de la agenda general que aún siguen sin resolverse en el congelador), como en el primer punto de política de desarrollo agrario integral; en el de solución al problema de drogas ilícitas; en el de participación política; en el de las víctimas; en el  nombramiento de la Comisión Histórica del Conflicto Armado que se encargará de presentar un informe sobre el origen histórico del conflicto, sus causas y actores. 
 
No obstante, el peligro y las amenazas que aún corren los diálogos, se ha impuesto la voluntad popular movilizándose en defensa y apoyo al fin del conflicto y una paz con justicia social. Una señal del peligro que corren los diálogos, fue el caudal de votos y apoyo (más de 7 millones) con que aún cuenta la política de guerra del Uribismo y el Centro Democrático, las principales fuerzas que encabezan la oposición al proceso de diálogos y a la salida política del conflicto armado, que cuentan con un sector de las Fuerzas Armadas, la Procuraduría y una permanente campaña sucia desde las redes sociales y algunos de los grandes medios de comunicación. 
 
Sin lugar a dudas la presión y oposición que sigue ejerciendo el sector de ultraderecha que encabeza el ex presidente Álvaro Uribe desde el Congreso, como fuerza política que se oponen al camino de la reconciliación y la solución política, sigue siendo preocupante pero no necesariamente determinante. Es probable que esa tendencia política no esté en auge sino en declive, a pesar de contar con un apoyo amplio de sectores de la ciudadanía. 
 
También hay enemigos del proceso de diálogos en dirigentes políticos regionales, conocidos por el apoyo y beneficio que obtuvieron del paramilitarismo. Son los parapolíticos que fueron condenados a irrisorias penas de prisión y muchos absueltos a pesar de comprobarse su relación con los ejércitos criminales. Los responsables políticos e ideológicos del paramilitarismo en Colombia, siguen sin ser condenados y gozan de los beneficios y blindaje que les brinda un Estado y sus instituciones moldeadas y diseñadas para que no los condenara y juzgara por las grandes masacres y violaciones de derechos humanos que cometieron en alianza con las Fuerzas Armadas. 
 
Sigue siendo una estrategia defendida por un puñado de neofascistas, fanáticos católicos, cristianos, liberales, conservadores, anticomunistas y sectores de las Fuerzas Armadas con la anuencia de una gran parte del establecimiento, que de no ser tomada en serio, podría convertirse en el palo en la rueda de los nuevos esfuerzos por concretar una solución política al largo conflicto armado en Colombia. ¿Qué implicaciones tiene esto para el inmediato y mediano futuro? ¿Qué la guerra no va seguir siendo más la continuación de la política por otros medios? De ser cierto, estaríamos asistiendo al renacimiento de la política (en el entendido que se pueda seguir la disputa por el poder por medio de las ideas y las propuestas políticas). Y ello nos debe llevar a reflexionar sobre el nuevo mapa de poder y configuraciones políticas, donde los movimientos sociales tienen un rol importante que jugar como alternativa de poder. Aquí es de gran importancia preguntarse acerca del papel que les corresponde a las fuerzas y movimientos políticos que emergen a la par con este proceso, como Marcha Patriótica, el Frente Amplio por la Paz, la Cumbre agraria, el movimiento social urbano, el juvenil y estudiantil, el campesino, el indígena, el nuevo movimiento sindical clasista, el afrodescendiente, las organizaciones de mujeres y otros. 
 
La posibilidad de un acuerdo concreto que ponga fin al histórico enfrentamiento armado debe ser la principal prioridad de todas las fuerzas políticas, movimientos políticos y sociales de carácter populares. La pregunta que surge es ¿bajo qué condiciones y garantías reales de verificación podemos decirle adiós definitivamente a la confrontación armada en Colombia? ¿Por medio de un referendo que no ha sido acordado con las FARC, o por medio de una Asamblea Nacional Constituyente? ¿Qué significaría en la realidad y praxis de los movimientos sociales y políticos, partidos de oposición y de izquierda, el inicio de la llamada fase tres (fin del conflicto armado) del proceso? ¿Qué implicaría para la izquierda y los sectores democráticos que la guerrilla encontrara las condiciones para la lucha política sin el recurso de las armas? ¿Estamos preparados para tan gigantesco salto cualitativo en la lucha política? ¿Cómo abocar la tarea de la reconstrucción y articulación del sujeto histórico popular, para el cambio? Como vemos, no son pequeños, ni pocos los retos por delante. 
 
Descargue aquí el ensayo completo.
Ensayo. Los diálogos de La Habana y las
Documento Adobe Acrobat 952.4 KB

EEUU y sus aliados (UE) siguen apretando el acelerador

Por: Níkolas Stolpkin 

 

El asunto Crimea ha permitido a EEUU aprovechar un nuevo impulso en la pérdida progresiva del dominio económico mundial arrastrando a su vez a Europa hacia un escenario cada vez más riesgoso y pesimista, y de consecuencias aún inciertas.

 

El fantasma de la II Guerra Mundial cada vez se hace más presente y no por las consecuencias que trajo para Europa de destrucción y muerte sino por los beneficios suculentos que le trajo a EEUU en cuanto a su economía…- ¿Preparándonos psicológicamente para una Tercera?

 

EEUU y sus aliados de la Unión Europea siguen apretando el acelerador en el centro del tablero. Comenzaron “tímidamente” en Afganistán e Irak para después hacerlo de una forma más ingeniosa y ¿“menos descarada”? con la denominada “Primavera Arabe” y sus “revoluciones árabes”. Ahora están queriendo apretar el acelerador políticamente de una forma descarada en las fronteras con Rusia. La reunión de la OTAN de septiembre, en Gales, se enmarca en esa dirección.

 

Y el factor común denominador de toda esta aceleración es el control de los recursos energéticos que, a su vez, pretende contener el avance de China, hoy potencia con gran apetito de energía y, por otro lado, bloquear a Rusia para buscar hacerla retroceder en sus grandes proyecciones económicas en cuanto a energía.

 

La iniciativa de apretar el acelerador, como siempre, ha surgido de EEUU y respaldado por sus grandes y fieles socios. Y no por capricho. Si miramos con lupa en Ucrania, por ejemplo, podríamos ver los intereses de dos grandes compañías como la anglo-holandesa Royal Dutch Shell y la norteaméricana Chevron Corporation, quienes el 2013 firmaron acuerdos con Ucrania para el desarrollo del famoso gas de esquisto.

 

La presente aplicación del acelerador por medio de instrumentos como la OTAN y la UE es el resultado de lo ya ideado a inicios de mayo en el Senado de EEUU y el proyecto de Ley Nº 2277 sobre la “prevención de la agresión rusa”, la cual busca suministrar armas y munición, vehículos blindados, etc a Ucrania; aspira aumentar la presencia militar de la OTAN en los países vecinos de Rusia, junto con desarrollar maniobras militares y entregar el estatus de “aliado no-OTAN” a Ucrania, Georgia y Moldavia. O sea, todo lo que poco a poco hemos sido testigos pero por medio de estructuras serviles (OTAN, UE).

 

Es una gran mentira el que nos quieran vender la “iniciativa” de los países Bálticos y Polonia con respecto a esos temas.

 

Por tanto, Rusia y China, si bien la diplomacia ha venido cumpliendo su función de manera ejemplar, frente a los presentes aceleramientos imperialistas tiene que haber una respuesta acorde. Rusia y China se han caracterizado por tener un acelerar silencioso y, lo mejor de todo, sin hostilidades. Pero hoy el panorama es distinto y se requiere acelerar ruidosamente y, a su vez, mandar señales claras a EEUU y sus fieles aliados que se han caracterizado por acelerar hostílmente con el afán de sacar del medio a sus “oponentes”. Rusia y China están llamados a cumplir dichas tareas.

 

Pero alguien debe poner freno a la maquinaria imperialista de Occidente antes de que sea muy tarde.

 

El territorio de EEUU como de Europa deberían sentir en carne propia el rugir de los motores tanto de China como de Rusia para así tratar de persuadir a su clase gobernante para hacerlos entrar en razón y de que ya entramos a una era de un mundo multipolar que debemos aceptar.

 

-- 

Níkolas Stolpkin
 
Analista político nacional e internacional - Political Analyst - Crítico de política y Cultura Contemporánea - AUTODIDACTA
 

“522 años de guerra,

50 años por la paz”

 

(Extracto de investigación sobre el Conflicto en Colombia)

Redacción “La Tribu”

En asociación con Alternativa Latinoamericana de Canadá

Dossier photographique: Alternativa Latinoamericana de Canadá – Medios Populares de Comunicación


Alternativa Latinoamericana de Canadá

http://alternativalatinoamericana.blogspot.com/2014/09/522-anos-de-guerra-50-anos-por-la-paz.html

 

EN CIRCULACIÓN ‘DESOVE’ N° 23 DE LA REVISTA EL SALMÓN

Estudiante Oscar Leonardo Salas Ángel, una victima más, del ESMAD de la Policía Nacional, en este largo conflicto social y armado.

Por: Luis Alberto Castaño

 

"El 8 de marzo del año 2006, por un impacto de proyectil recibido en medio de una protesta de estudiantes contra el TLC y reprimida por el grupo ESMAD de la policía, murió en la clínica Fundadores de Bogotá el estudiante del Líbano Tolima, Oscar Leonardo Salas Ángel,”. La muerte de Oscar Salas es otro de los ya incontables crímenes del gobierno de Uribe a manos del “Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD" de la Policía Nacional Colombiana.

Oscar Salas Tenia apenas 20 años, estudiante de lenguas y literatura en la Universidad Distrital y un enamorado de la comunicación. Era también un militante político, pero fundamentalmente un militante de las artes y de la radio; ante todo era un constructor de procesos que buscaba expresar por medio de su voz y su letra, la voz de las mayorías silenciadas de Colombia: los agredidos, los muertos, los olvidados por la historia oficial; un joven en fin, comprometido con los cambios que requiere y reclama a gritos nuestro país.

Recién Oscar Leonardo había terminado su secundaria y junto a sus compañeros de colegio deberían continuar estudios superiores, para lo que buena parte de ellos se desplazarían a la Ciudad de Bogotá.  Junto a Oscar y a otros jóvenes venidos del Líbano a continuar sus estudios superiores, ya por el año 2005, en la Ciudad de Bogotá, se habían comprometido a trabajar otro grupo de personas, en primer lugar el montaje de un "centro de producción radial", para lo que ya se había dado pasos importantes, pues con ayudas de amigos se logró la adquisición de un computador y una pequeña consola, algunos micrófonos y una pequeña oficina, en la que se podía trabajar, reunirse y convocar a otros jóvenes.

Los jóvenes involucrados, venidos del Líbano, todos habían pertenecido a lo que fue, en principio, un serio proceso, de la emisora comunitaria del Líbano, café 93.5 FM, de la cual Oscar fue uno de los destacados.

Se rodearon entonces de un grupo de intelectuales, que trabajaron junto a ellos, lo relacionado con el lenguaje, en una serie de talleres sobre la temática; también iniciaron el proceso de talleres para edición y producción, que en un primer momento, el mismo Oscar Leonardo asumió; Salas, posterior a hacer un recorrido por el mundo de la edición, la historia de los Beatles y de los Rolling Ston, en cuanto a su aporte para el posterior desarrollo de los Sotfwar que darían vida a la posibilidad de ver el audio y manipularlo, los embarcó en una serie de ejercicios de observación del entorno que los rodeaba, para luego entrelazando la imaginación, el lenguaje y la creatividad, cada uno elaboraría un Spot radial.

En eso se andaba, y precisamente ese 8 de marzo del año 2006, algunos de los integrantes del colectivo se verían con Oscar en la oficina, para trabajar algunos puntos iníciales de un proyecto sobre comunicación; la cita era a las 10 de la mañana y pese a que se esperó hasta las 12 del día, no llegó. Se extrañó el hecho; Oscar se había caracterizado por ser serio en esas cosas. Se dirigieron entonces al cafetín en donde la noche anterior habían acordado la cita; se frecuentaba este sitio, que en muchas ocasiones sirvió para reunirse los miembros del colectivo, en donde se tomaba un buen tinto que hacia recordar el Líbano, se fumaba y conversaba largamente, al son de la buena música que adorna aquel ambiente.

A cualquier momento se aparecería Oscar, se pensó. A las dos o tres de la tarde una llamada advertiría sobre un estudiante gravemente herido en la Universidad Nacional, que al parecer sería del Líbano, aunque quien informaba no lo tenía claro; aun así, a ninguno se le paso por la cabeza que podría tratarse de Oscar Leonardo, además Oscar era estudiante de la Universidad Distrital. Entre las 4 o 5 de la tarde, una nueva llamada confirmaba la noticia de que se trataba de un joven del Líbano, peor aun, de Oscar Leonardo Salas Ángel, quien según la información de quien llamaba, nos indicaba dirigirnos inmediatamente  a la Clínica Fundadores, cercana a la Universidad Nacional, en donde Oscar Leonardo se hallaba gravemente herido.

Este 8 de marzo, día internacional de la mujer, los estudiantes de las universidades publicas en Bogotá le rendían homenaje a la mujer luchadora, hallándose movilizados desde las 10 de la mañana, aprovechando también para protestar contra los Tratados de Libre Comercio TLC y por el peligro que implicaría para la educación en Colombia la firma de estos tratados, que convertirían la educación publica en una simple venta de títulos.

Testimonios recogidos aquel día indican que la policía trató de inmovilizar la manifestación estudiantil con cuatro tanquetas y el escuadrón del Esmad, entre ellas las tanquetas 544, 858 y la 722 y los agentes identificados con los números 11643, 2267, 96818, 03828, 101697, 02114, 02267, 02240, 02222, 92888, 02361, 101597, 02203, 02223, entre otros.

El testimonio de uno de los estudiantes que participó de las protestas, nos ilustra lo sucedido: “Nos encontrábamos un grupo de estudiantes, entre quienes estaba Oscar, sobre el puente peatonal ubicado por la calle 45, prácticamente a la entrada de la Universidad Nacional, sosteniendo una barricada. En ese preciso momento se vino una tanqueta de las grandes, que inicio su agresión botando un chorro de agua; seguimos sosteniendo la barricada, y el escuadrón del ESMAD se protegió tras la tanqueta y empezó a lanzar gases. Escuchamos sobre el puente un fuerte sonido, de impactos que llegaban con mucha fuerza, que no identificamos, disparado desde el lado del Esmad. Entonces Vimos caer a Oscar”.

Una bola de cristal, le fue hallada por medicina legal en el cerebro a Oscar Leonardo; según el diagnostico de medicina legal, a Oscar este proyectil le entró por el ojo izquierdo, afectándole los dos hemisferios del cerebro; Oscar Leonardo Salas Ángel murió en la madrugada del 10 de marzo, después de sufrir muerte cerebral y un paro respiratorio. 

Una nota del noticiero de Televisión “Noticias Uno” señaló: “la investigación por la muerte de un estudiante en la universidad nacional en un choque con la policía, tomó un nuevo rumbo, gracias a la declaración de un policía que fue miembro del Esmad y que le aseguró a la procuraduría, que el joven murió por una bola de cristal disparada por la policía dentro de una granada hechiza usada en esas manifestaciones; el policía y antiguo miembro del Esmad, le dijo a “noticias uno”, que usaron municiones recalzadas, esto significa, granadas lacrimógenas recargadas artesanalmente con metralla, frijoles y bolas de cristal; la declaración es especialmente grave porque implicaría el uso de armas no convencionales, prohibidas por el derecho internacional humanitario”.    

“Armaron el escuadrón y el Señor mayor Rafael Méndez, dice: súbanse con todos los juguetes” agrega este policía y antiguo miembro del Esmad a “noticias uno”, “los juguetes significan las recalzadas”. El ex-miembro del Esmad le dijo a “noticias uno”, que las recalzadas son las capsulas que quedan cuando se disparan los gases lacrimógenos y que luego son rellenadas con pólvora, bolones, chaquiras y canicas. Según este policía y su declaración ante la procuraduría, la muerte de Salas fue producida por el ESMAD. El testigo también denuncio que la policía usa “papas bomba” para incriminar a los estudiantes.

Ana Benilda Ángel, madre de Oscar Leonardo, en la búsqueda de esclarecimiento, se encadenó frente al bunker de la Fiscalía General de la Nación, el 8 de marzo del 2012, en compañía de otros padres de familia, entre ellos Yuri Neira, padre de Nicolás Neira, otro joven asesinado por el ESMAD, para pedir justicia y que este y otros crímenes no queden en la impunidad. En esta ocasión, los encadenados dijeron que sus hijos murieron por la utilización de armas no convencionales de parte del ESMAD de la policía. Ana Benilda le exigió a la Fiscalía que el caso de su hijo no sea descuidado, porque a su decir y por la época: “ya son seis años de impunidad y a cada rato cambian de fiscal”. Por su parte, su abogado defensor  dijo que existe la declaración de un miembro de la policía, que compromete a otros miembros de la institución, que hasta ese momento no había sido tenida en cuenta. Al día de hoy, suman ya ocho años desde aquel nefasto 8 de marzo del 2006 en que Oscar Leonardo Salas Ángel, entró a engrosar la larga lista de victimas del Estado, sin que se vea avances en el proceso. 

 

EN CIRCULACIÓN ‘DESOVE’ N° 23 DE LA REVISTA EL SALMÓN

Corrupción y Corruptos, un crimen de cálculo

 

 

Por: Manuel Humberto Restrepo Domínguez 

 

La corrupción es un sistema articulado para apropiarse de lo público, del bien común, del patrimonio, en sus dimensiones de lo simbólico, lo material, los derechosy los relatos sobre la verdad. La corrupción es un sistema organizado para funcionar de manera armónica, es instalado en instituciones públicas y entidades privadas, está presente en bancos y ministerios, iglesias, clubes deportivos o militares, partidos y movimientos. Crece donde las condiciones son propicias y favorables. No es una suma de partes, de individuos que coinciden en practicas aisladas que se juntan, no es sumatoria, es estrategia, es un instrumento de saqueo, trampa, persecución, robo, extorsión, conjugación de dinámicas formales e informales. Esta provista de incentivos que multiplican con mediana o alta impunidad las oportunidades para corromper, sobornar, deteriorar, aniquilar o abusar del poder en beneficio propio. La corrupción mantiene interconectadas diversas prácticas sociales, económicas, políticas, culturales propias de su contenido.

 

La corrupción aunque no configura una teoríase basa en principios, tiene método y metodologías y produce combinaciones y mezclas que generan resultados universales. El principio general es la sacralización de lo privado y la apropiación egoísta de lo publico, su método la combinación de factores que posibilitan el saqueo y la negación y vulneración de lo colectivo, sus metodologías mezclan el uso del terror, la administración del miedo, la astucia, la trampa. Los corruptos tienen una vida social activa y evaden de todo tipo de control a través de las mecanismos de corrupción, diseminadas en pequeñas, medias y grandes prácticas.

 

La corrupción pasa por el clientelismo, el favoritismo, el trafico de influencias y favores, el robo, la defraudación al erario, la truculencia, la estigmatización al adversario,la judicialización o eliminación física o moral de sus críticos. La corrupción se agazapa en las zonas grises de la delgadalínea divisoria entre legalidad e ilegalidad. La corrupción es histórica, es un fenómeno social construido y mantenido en el tiempo. Su estructura es la de un dispositivo de poder pervertido que echò raíces con el beso del judas traidor que por monedas entregóa su líder a los criminales para ser crucificado; pasó por el reino de la extorsión y la mordida (coima) en la Roma antigua en la que el emperador repartía sobras de corrupción asimples funcionarios.

 

Los corruptos, son el motor del sistema, son astutos, codiciosos y despiadados, se encargan de sostener las condiciones y los contextos favorables al saqueo y las falsedades garantizando su existencia y reproducción con mínimos contratiempos y elevada eficiencia. Los corruptos están incrustados en partidospolíticos, oficinas publicas, cargos de dirección y decisión, instituciones, bufetes de asesores y contratistas. Hacen parte de una realidad que se extiende con el ritmo de la economía sin freno y del sometimiento de la política a las reglas del mercado. El sistema de corrupción favorece la movilidad del capital, dinamiza los flujos de mercancías, fortalece la conservación del poder y las practicas autoritarias.

 

Los corruptos se ponen al margen de la defensa del bien común y la ética, fracturan la confianza, la solidaridad y la convivencia.Configuran un sector social quereproduce sus propios sujetos de corrupción y mantiene la dinámica del sistema. En Colombia un ejemplo reciente es el de los hermanos Nule modelados por el poder para ejercer su papel, pero también tienefuncionarios y particulares que entran al sistema por cooptación o afinidad. Los corruptos comparten la perdida de responsabilidad ética y el sentido de ser y hacer parte del colectivo, del entorno, de la comunidad.

 

Los corruptos tienen talento para engañar, organizan trampas para evadir la ley, interpretan normas que acomodan para su beneficio, modificanel sentido común con argucias retoricas, dispersan y obstruyen la justicia con telarañas de tramites, conocen el funcionamiento de la economía, del interés compuesto, de las debilidades del ser humano, de las necesidades humanas y sus urgencias, difaman, difunden temores, le tienen precio a la gente, compran sus actuaciones, pagan por decisiones, compensan favores, controlan cargos y contratos, si necesitan matar matan, se declaran honestos entre síy se hacen pasito como llaman al libre y doble juego del todo vale y del dejar hacer dejar pasar lo que los encubra y beneficie sus intereses y los de sus aliados.

 

El sistema de corrupción y los corruptos configuran un crimen de calculo que algunos analistas identifican con la formula de C=M+D-C, cuyo equivalente es: Corrupción (C) = Monopolio (M) + poder discrecional (D) con menos (-) rendición de cuentas (C). La corrupción hace parte del núcleo duro de las democracias tomadas por poderes particulares que enviaron al margen la capacidad de los pueblos en la construcción de colectivo social. Anida y florece donde el grado de desinstitucionalización es mayor, las estructuras políticas no funcionan en democracia y la sociedad civil es suplantada por organizaciones al servicio del estado.

 

Igual al modo de la política del terror del estado que usa la barbarie para provocar el destierro, el sistema de corrupción es organizado para provocar el despojo y mantener el poder. La corrupción convierte a las instituciones que soportan a la democracia en débiles instancias a su servicio que sobreponen el interés individual a los deberes con la comunidad. La corrupción es un sistema al que hay que derrotar totalmente si se quiere una paz estable y duradera con garantías y derechos pero también con nuevos modos de ejercer el poder y construir lo colectivo.

 

Tomado de: http://www.aporrea.org/

DEL FUTBOL COMO DEPORTE Y PASIÓN AL UTILITARISMO MERCANTIL

POR: EVELIO MURILLO LÓPEZ

Agosto del 2014

 

El futbol nace como actividad física en sus formas más elementales y su majestad el gol interviene en los sentimientos de triunfo y derrotas, generando ilusiones, pretensiones, explosiones y lágrimas. El futbol avanza rebasando al sentir de los deportistas o jugadores como actividad lúdica, a una respuesta colectiva y masiva a niveles de espectáculo, recreación y regocijo.

El reciente mundial y la larga jornada por la clasificación, demuestra como poco a poco va influenciando todas las actividades de niños, jóvenes, adultos y nuestros mayores, hasta rebasar inclusive el género, donde cada día son más las mujeres que se suman, donde: “El espasmo, la hilaridad, el desborde de las pasiones contenidas, el grito colérico,, la fiesta carnavalesca, y todo el derroche de sentimientos frustrados, explotan, provocados por la voz del locutor que anima las acciones de los futbolistas y el triunfo de una estrella conquistada.” –El futbol: ritual y mercancía-Alejandro Vallejo-Edición 1978, página 108.

 

El futbol se va transformando a niveles del arte, la finura, malicia, pique y gambeta propio del futbol latinoamericano y de “fuerza, resistencia, cálculo geométrico y pincelada violenta del futbol europeo”; representan miradas diferentes, uno busca agradar a los espectadores y a los aficionados y el otro es el futbol de resultado, de ganar por encima del espectáculo, conseguir su majestad el gol cómo único interés que determina el triunfo y los primeros lugares en la tabla de clasificación.

El futbol evolucionó desafortunadamente de práctica y competencia deportiva a una práctica laboral, donde el jugador es el trabajador con su fuerza o energía puesta al logro del Gol como producto final, que genera una rentabilidad no simplemente un resultado de triunfo. El futbol como club deportivo abre paso al club como una empresa, con todo un engranaje de directivos, administradores, logística, infraestructura, entrenadores, trabajadores (digo, jugadores), prensa, hinchas, etc. Como toda empresa el universo del consumo, predomina en la obtención de ganancias, así como la explotación de la actividad de los jugadores mal pagos buscan jugosas ganancias para los empresarios privados, dueños de los llamados “clubs deportivos”. “Hilos invisibles manipulados por manos ocultas, que sólo pretenden obtener lucro y ganancias, mientras la belleza y la gracia de la plasticidad física y la inteligencia del ser humano, permanecen en el rincón olvidado de la subestimación y el abandono”-El futbol: ritual y mercancía- pág. 9.

 

El futbol es transformado a nivel de producción de mercancías, como una fábrica que produce goles; como toda mercancía tiene un valor de uso y un valor de cambio, el jugador mercancía es utilizado por sus habilidades y comportamiento en el engranaje para producir goles, se explota sus valores futbolísticos y se vende como cualquier producto o mercancía al mejor postor, previa etapa de preparación, modelación futbolística por intermedio de grupos de entrenadores, psicólogos, médicos y con la logística e infraestructura necesaria; como todo buen patrón explotador, exige resultados a todo costo, poco se piensa en el jugador como ser humano, en el “hincha de corazón”, en la seguridad social del jugador y el bienestar de su familia, le interesa ante todo la utilidad. La guerra sucia o competencia desleal en la actividad empresarial se impone: el uso del recurso de  la violencia en el futbol para lograr resultados por encima del juego vistoso y habilidoso, tráfico de jugadores, publicidad desleal, compra de información y prensa deportiva, utilitarismo mercantil con patrocinio del flagelo del licor (ejemplo ron viejo de Caldas, cerveza águila, etc.), compra de árbitros para forjar un resultado favorable, inclusión de lavado de dineros del narcotráfico, mercaderes de futbolistas o intermediarios, mal llamados representantes, quienes hacen los negocios de compra venta y se quedan con una buena ganancia, lo mismo el club de origen, etc., etc.,etc.

 

Los medios de comunicación en muchos casos se prestan para el incremento de la violencia, ante “un futbol como pasión que nubla y enceguece y desencadena en los instintos la fiebre del balompié y no tiene límites, despierta la fuerza agresiva y la ansiedad del triunfo, el gol no llega pero llega la angustia”- El futbol: ritual y mercancía-. El futbol es una actividad que no está al margen de la sociedad, hace parte de ella y se enmarca en todas su problemática, utilizado por políticos e intereses económicos cuando a manera de narcótico enajenan la mente y lleva al incremento de acciones violentas, muerte al contrario, saqueo ante el triunfo o la derrota, camuflaje del tráfico de alucinógenos y licor al interior de “barras bravas” o tribus juveniles. “Moldea y gana para sus activos el corazón y las apetencias de los niños que muy poco conocen del mundo social adulto, se aprovecha una intencionalidad publicitaria apoyándola en el mundo infantil para mejores logros…”, cumple una función ideológica, cuando el futbol no es utilizado como “recreación placentera”, sino como oportunidad de inversión y acrecentamiento de utilidades, de tal manera que hace parte de la privatización del deporte en detrimento de la responsabilidad del Estado  en el impulso del deporte aficionado competitivo y recreativo, que exige inversión de importantes recursos para su impulso a nivel nacional, departamental y municipal. Gran orfandad se siente en deportistas aficionados y de elite para participar en competencias donde predominan las empresas privadas deportivas a la que pueden acceder unos pocos.

 

Ríos de leche y miel o “ingeniería social” actuando como “quinta columna”

Miel y leche
Miel y leche

12 - 08 - 2014

Por:  Radicales libres de Colombia 

 

 

En su discurso de posesión el pasado 7 de agosto, Juan Manuel Santos, presidente reelegido de Colombia, ha prometido a los colombianos en su hoja de ruta, “ríos de leche y miel”.

 

Santos señaló tres pilares fundamentales sobre los que descansará este nuevo periodo presidencial de cuatro años, prometiendo entre otras, que “en el año 2025 habrá un País en paz total, con equidad, y el mas educado de América Latina”; ante los asistentes a su posesión, no propiamente los millones de Colombianos pobres que sufren la violencia de uno de los países mas inequitativos y que tiene sumida en el desespero de la pobreza y el desempleo, a mucho mas de la mitad de su población, Santos agrego: “imagínenselo por un minuto, un país en paz total; esta visión, Colombia en paz, con equidad y educada, es sencilla de recordar”. Imagínense entonces ante quienes lo dijo, que quiso decir; tratando de indagar un poco, que de cierto tiene lo dicho por Santos, busquemos dilucidar cual es en verdad el transfondo de su discurso, y al servicio de quienes esta colocado. 

 

En cuanto al tema de la equidad, pareciera que al presidente, igual que a pinocho, se le ha crecido enormemente la nariz; Santos señaló que “hace cuatro años dije también, que a los pobres no les fallaría, y no les fallamos: dos y medio millones de colombianos, superaron la pobreza, un millón trescientos mil, salieron de la pobreza extrema”.

 

Por su parte, entrevistado por “Contagio Radio” el reconocido economista Colombiano Eduardo Sarmiento afirmo ante ese medio: “una cifra monumental de la reducción de la pobreza, pero el Presidente no explica a que se debe ese comportamiento; mas de la mitad de la reducción de esa pobreza obedece a cambios metodológicos; antes se tenia una línea de pobreza de $220.000 y eso se bajó a $180.000, entonces obviamente usted tiene una “reducción de la pobreza”, que se debe a cambios metodológicos del Gobierno, no digamos que todo, pero si buena parte; mas de la mitad de esos resultados del presidente, se debe a cambios metodológicos. Esto es tan cierto, que si fuera un cambio real en la economía, y que los pobres tienen mas ingresos, que los grupos medios y que el capital en términos relativos, eso se vería en el coeficiente de GINI de la distribución del ingreso; pues bien, el coeficiente de GINI de distribución del ingreso, no varió significativamente durante la administración Santos, tenemos un coeficiente de punto cincuenta y seis, que de acuerdo con las Naciones Unidas, es uno de los mas altos del mundo, al punto que Colombia sigue entre los cinco o seis países mas desiguales del mundo. De manera que esa reducción de la pobreza, se explica por cambios metodológicos y lo mas grave es que no se manifiesta en la equidad; eso quiere decir, que si, que probablemente los pobres mejoraron algo su ingreso”. Ni mas ni menos, todo un espejismo.

 

De otro lado, para el común del pueblo, frente a lo que significa “crecimiento económico”, es claro que la clase trabajadora y explotada lo entiende perfectamente; Camilo un trabajador de la construcción señala que “ese “crecimiento económico” es proporcional en cuanto a las ganancias obtenidas por las multinacionales y los ricachones, en lo que le toca al pueblo: mayor pobreza”. Crece la nariz del presidente con mentiras que solo el se las cree.   

 

Las empresas de servicios públicos le hacen sentir al ciudadano de a pie que la salud, por ejemplo,  es de total caos, en un perverso y al perecer craneado juego, que busca el consenso de la población, para finalmente llevar los servicios públicos, a su total privatización; agrega Sarmiento en otro aparte de la entrevista: “la educación deja muchísimo que desear, los puntajes en los exámenes PISA, están entre los mas bajos del mundo”; añade refiriéndose al problema del empleo: “aquí tengo las cifras del DANE de los últimos dos años, empleo entre junio del 2014 y junio del 2012; el empleo generado en estos últimos dos años, de acuerdo con el DANE, no llegaron a quinientos mil puestos de trabajo, de manera que es un fiasco total”. Y porque disminuyó el desempleo como también lo dijo el presidente en su discurso de posesión? Sarmiento lo explica agregando: “el desempleo se redujo, porque entraron inactivos, personas que antes aparecían fuera del sector laboral, entraron al sector laboral, y aparecen como empleados; entonces personas que antes aparecían como discapacitadas, por fuera de la fuerza de trabajo, entraron a la fuerza de trabajo, como empleados; entonces, la reducción del desempleo no se debe al aumento del empleo, sino al aumento de los inactivos, no son nuevos empleos, sino una recomposición administrativa de la fuerza de trabajo; de manera que el resultado es precario”.   

 

“Basta con mirar la manera exponencial como ha crecido la informalidad en el País, que en calles, andenes, transporte publico, se desarrolla al lado de la mendicidad, para entender otra gran mentira presidencial”, señala Teresa, trabajadora del rebusque de la informalidad.  

 

Termina Sarmiento con una síntesis: “usted tiene una economía con estas características: el salario aumenta entre 1% y 2%, el salario real; y cada vez que se hace la reunión del salario mínimo, cuando mas aumenta, a lo sumo aumenta 2%; entonces tiene usted una represión fuerte en el salario, que es donde están los trabajadores, las personas de salario mínimo; eso difícilmente le sube a usted el 2% en términos reales, según información del banco de la república sobre salario; cuando el gobierno dice que el ingreso per cápita, o sea el ingreso por medio de la economía, sube cuatro y medio por ciento, y el salario menos del 2%, quien se lleva la diferencia? La diferencia se la lleva el capital, con rentabilidades que fácilmente superan en los balances de las empresas, del 10%: Ahí esta la inequidad; no veo como el gobierno y un poco los economistas del gobierno, que crearon esta situación en la economía colombiana, puedan ser los llamados a rectificar semejante error histórico”.

       

Andrés, joven estudiante de secundaria escucho de labios de Santos el pasado 7 de agosto: “la primera decisión que tomé, es que a partir del año entrante, el presupuesto que el honorable congreso va a aprobar, el presupuesto destinado a la educación, sea el mas grande de todos, dentro del presupuesto nacional, por encima incluso, del de defensa y seguridad”. Para Andrés, es claro que la educación requiere de un mayor presupuesto, como un derecho para todos, pero específicamente para las mayorías pobres de la población, pero Andrés también tiene claro que es una situación que necesariamente pasara por las políticas de estado y “desgraciadamente estas políticas se encuentran enmarcadas en una clara política neoliberal, que necesariamente terminara favoreciendo al capital transnacional y a las multinacionales y por tanto tendremos que mirar con suma desconfianza lo que plantea Santos, además, por la historia de nuestro País, que nos ha enseñado que quienes detentan el poder, no dan puntada sin dedal, favoreciendo siempre intereses foráneos y afectando a la población pobre Colombiana, que crece en proporción, como crecen los bolsillos de los poderosos, pero fundamentalmente, que quienes llegan a los altos cargos defenderán lo que representan y en este caso, Santos representa una clase social, lejana a los pobres y a la clase trabajadora”.

Otro de los temas tratados por el presidente en su posesión es el de la paz, que requiere adentrarnos un poco en dicho contexto: El pasado 30 de junio desde Cartagena, Santos relanzó la llamada “tercera vía”, un eufemismo que busca disfrazar el lobo, de oveja, buscando aparecer ante los ojos del pueblo como un presidente de “avanzada”, pero colocando vendas a los ojos, para que no se vea la entrega de nuestros recursos naturales y nuestra soberanía al capital Internacional. 

 

“En Colombia quizá el mayor parecido con la cuna de la tercera vía es la forma de oculta monarquía sin monarca perpetuo, con familias (no con partidos) alternándose en el poder, sin otro, sin adversario, como estrategia política central para conservar el poder” ha señalado el profesor Manuel Humberto Restrepo Domínguez, quien además, igualmente la define: “La tercera vía es una apuesta de reacomodación de la concepción individualista impuesta por el mercado para reducir derechos y eludir de lo político todo antagonismo constitutivo de las sociedades humanas”.

 

A raíz del Genocidio que viene cometiendo el Sionismo Israelí en contra del pueblo Palestino y mientras los pueblos del mundo condenan estos ataques criminales, que han contado con el silencio cómplice de la ONU, el Palacio de San Carlos emitía un comunicado oficial del gobierno de Santos condenando a los Palestinos por supuestos actos de violencia y terrorismo contra el territorio Israelí, alineándose de esta manera con Israel y con los Estados Unidos.

 

Este alinearse de parte de Colombia con el victimario, podríamos afirmar que es otro parecido con la cuna de la tercera vía, empeñada como lo esta en reducir cualquier derecho al pueblo palestino, que en Colombia nos lo hacen sentir en el día a día.

Y, oh, sorpresa!!! Guardadas proporciones, también en Palestina la tercera vía, juega su papel, “domesticando a Cisjordania”, contando para ello con la complicidad de la autoridad Palestina, que en el caso colombiano, guardadas proporciones, también cuenta con sectores que fungiendo desde la “izquierda”, tienen las patas bien puestas en la derecha. 

 

El periódicolibanés al-akhbar, ha denunciado un macabro plan de “ingeniería social”, actuando como “quinta columna”, que busca la derrota anticipada de la dignidad de la resistencia palestina. Por muchos es conocido que “la Quinta Columna” fue en la segunda guerra mundial un aparato de contrainteligencia del ejército fascista, cuyo papel correspondía infiltrar la resistencia antifascista y especialmente la base popular, para soltar el rumor de que el ejercito fascista, era insuperable e inderrotable, de tal manera, que actuara en la psiquis de las gentes del pueblo, que apoyaban  a los hombres y mujeres que alzados en armas, se enfrentaban al fascismo. En el Caso de Colombia, también la lucha social podría llegar a ser victima de una “ingeniería social”, hábilmente introducida, para llevarnos a la derrota y a la imposición de las políticas neoliberales.

 

Así lo dice un aparte de este periódico: “Denuncian un plan de “ingeniería social” con complicidad de la Autoridad Palestina

para impedir que la juventud se levante y produzca la Intifada en apoyo al pueblo de Gaza”.

Entre otras, al-akhbar señala que “la tercera vía fue el lema de la lista electoral encabezada por el anterior primer ministro, SalamFayyad, durante las elecciones (parlamentarias del consejo legislativo) de 2006 con promesas de planes de desarrollo y las instituciones estatales de construcción. Como las deudas y los préstamos del Banco Mundial se acumulaban, el lema electoral se convirtió en una estrategia para reorganizar la sociedad palestina y eliminar cualquier posible base de apoyo popular para la resistencia”. (http://www.resumenlatinoamericano.org/?p=4380). 

 

Dejando de lado, estas vicisitudes del plano Internacional, confluyen en Colombia los amantes de la paz, que esta deberá trascender la negociación entre actores armados, trayendo para los colombianos bienestar y dignidad social, entre otras, yendo mas allá de discursos demagógicos, los cuales deberán corresponder a superar nuestra realidad que nos muestra que “uno de cada 3 trabajadores en Colombia sobrevive con menos de 300 mil pesos mensuales, según lo señala la Escuela Nacional Sindical, que también agrega que “24 por ciento de la población que trabaja, unas 5 millones 200 mil personas, sigue estando por debajo del salario mínimo”.

 

Algunos índices que trascienden discursos ramplones, nos muestran una realidad incuestionable:

1-    El Segundo país del mundo con más problemas ambientales.

2-    El Último país del mundo en las pruebas PISA.

3-    El país más desigual de Latinoamérica.

4-    El segundo país, después de USA, con más enfermos mentales.

5-    Solo a Haití le ganamos en educación escolar.

 

En materia de acueducto Colombia tiene un 17% de la población sin agua potable, y ahora departamentos como La Guajira se están muriendo de sed y desnutrición, que a propósito, desde el pasado 11 de agosto a partir de la cero horas, ante la sequia y abandono estatal ha arrancado un paro cívico indefinido en este Departamento, en el que ganaderos, campesinos, indígenas, estudiantes, trabajadores del Cerrejón, maestros, amas de casa y afrodescendientes, protestarán indefinidamente por las precarias condiciones de vida que afrontan y en cuyo contexto el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Agroalimentario (SINALTRAINAL), comprometido con el paro por la dignidad de la guajira, ha dicho entre otras: “Exigimos al Gobierno Nacional que obligue a todas las empresas entre ellas Coca Cola, Nestlé, Postobón, Nutresa, Drumond, Saceites, Distraves, Alquería, Fleichsmand, Comfandi, Sodexo, Caves, Aramark, TCC, Holasa, Kokoriko, entre otras, que usan enormes cantidades de agua diariamente, para que dejen de consumir agua por el tiempo que sea necesario, la transporten hasta las regiones con problemas de sequía y la entreguen a la población, adicionalmente, que paguen la deuda social y ambiental y les apliquen nuevas regulaciones que pongan límite al abuso en el uso del agua domiciliaria y subterránea”. (http://www.sinaltrainal.org)

 

Por su parte, el pasado 11 de agosto, la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular ha producido el comunicado a la opinión publica No 10, en el que se puede leer: “En los últimos dos años Colombia ha vivido un movimiento social  agrario y popular sin precedentes; miles de campesinos, afrodescendientes, indígenas y sectores populares  movilizados  en 23 departamentos del país, manifestaron su inconformismo ante las políticas económicas neoliberales que el gobierno nacional implementa en las zonas rurales del territorio nacional, expresadas en el acaparamiento de tierras por grandes empresas nacionales y transnacionales, la locomotora minera, petrolera y energética, la entrada en vigor de los TLC que Colombia ha firmado con otros países, el saqueo y despojo de territorios, son prácticas y políticas que el sector campesino, étnico y  popular han denunciado a través de la movilización”.

 

Agrega este mismo comunicado mas adelante: “Reiteramos el  llamado al gobierno nacional para que  exprese su posición frente a los acuerdos firmados por las partes y ratifique su compromiso de debatir y construir propuestas en conjunto, máxime cuando ha expresado su voluntad de paz. Dejamos claro al país nuestra voluntad de caminar por las vías del diálogo y la concertación, sin embargo, sin garantías por parte del Gobierno para dar pronto cumplimiento a los acuerdos pactados, nos veremos en la necesidad de potenciar nuevamente la movilización y paro,   así como fortalecer: Los  diferentes lugares     que  ya se encuentran  con presencia y concentración de las comunidades dispuestas a manifestarse; Como es el caso de los departamentos de la  Guajira, Putumayo, Nariño, cauca y Anden  pacífico”.

 

Y si por la costa Caribe el hambre y la sed los ha llevado a manifestarse, por su lado, la situación en la costa pacífica es cada vez más grave; el abandono estatal hace mella en las cansadas espaldas de los seres humanos; Desde este 10 de agosto se suceden una serie de movilizaciones y actos de protesta a lo largo y ancho de la costa pacífica nariñense, que igualmente anuncia un paro cívico en contra de la corrupción.

 

SÍGANOS EN:

 

Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-podcast-reporte-colombia_sq_f164405_1.html

Facebook: Reporte Colombia

https://www.facebook.com/ReporteColombia

Twitter:  @ReporteColombia

 

 

 

 

REFLEXIONES (DESDE LAS ENTRAÑAS) FRENTE AL HORROR DEL GENOCIDIO SIONISTA

Por: Carlos Aznárez

 

Escribo con las entrañas y no con la oscura objetividad de quienes no quieren mancharse con los juicios que emiten. 

Israel, el sionismo, la gran mayoría de la población judía, sus cómplices internacionales, los gobiernos que no emiten opinión a favor de Palestina agredida hasta la saciedad, el Papa Francisco, que sigue rezando mientras masacran a cientos de niños, las Malditas Naciones Unidas y los Tribunales Internacionales de los poderosos (donde los que no lo son siguen alimentando) y todos aquellos que se siguen haciendo los distraídos frente al genocidio cometido por el sionismo,  ALGUN DÍA, porque llegará, seguro que llegará, DEBERÁN SER JUZGADOS POR LOS PUEBLOS POR HABER ACTUADO O CALLADO FRENTE A CRIMENES DE LESA HUMANIDAD. 

No desesperemos, no caigamos en el escepticismo de que NADA SE PUEDE HACER FRENTE A TANTA MALDAD Y PREPOTENCIA ISRAELÍ, y sigamos movilizándonos como podamos, mostremos la bandera palestina en nuestros balcones, usemos los pañuelos palestinos, escribamos en los muros nuestra solidaridad, gritemos sus consignas, convenzamos a los indiferentes de que este horror también va contra cada uno de nosotros, luchemos, siempre luchemos. 

TODO SIRVE en esta batalla contra la muerte, sobre todo en homenaje a esa HERÓICA RESISTENCIA PALESTINA que nos está demostrando que incluso en el infierno y el horror, se puede seguir manteniendo la dignidad frente a la humillación en que nos quiere sumergir el opresor, sobreviviendo, creando, dando vida, venciendo a los heraldos del crimen.

PALESTINA VA A VENCER Y ESTÁ VENCIENDO, no tengamos dudas de ello, ya que quienes allí pelean con todo lo que tienen a su alcance, nos lo están diciendo de mil maneras. 

PALESTINA VENCERÁ Y ESTÁ VENCIENDO, porque a pesar de la desesperación que muestran ciertos rostros curtidos por el dolor y la sangre derramada, ISRAEL no tiene futuro. No puede ni podrá tenerlo porque sus raíces están edificadas con el odio irracional, con el peor de los racismos. Sus gentes, esos que disfrutan en las playas de Tel Aviv mientras sus esbirros matan y matan, esos que inundan las redes con mensajes soeces aplaudiendo la masacre, ya están muertos y no lo saben. No son humanos, son máquinas destructivas y tarde o temprano van a ser destruidas por su propio veneno de muerte.

PALESTINA VENCERA Y ESTÁ VENCIENDO, porque su causa es justa y no habrá nada ni nadie que podrá con sus hombres, mujeres, niños y niñas que allí, en Gaza mártir, nos siguen demostrando que la INDEPENDENCIA cuesta sangre, sudor y lágrimas. Y están dándonos el ejemplo de su coraje diario por lograrla.

Gaza: El “Parque Temático” de Israel

Por: Níkolas Stolpkin

 

Realmente cuesta entender que un pueblo que vivió los horrores de la Segunda Guerra Mundial, el racismo, el odio, las humillaciones, asesinatos en masa, torturas, desapariciones, despojo, etc. en la otrora Alemania nazi, estén teniendo el mismo comportamiento para con el pueblo palestino.

 

Cuesta entender que un pueblo que vivió lo que es la impotencia frente a la enorme fuerza propagandística nazi y sus mentiras, hoy apliquen las mismas prácticas para justificarse ante el mundo frente a las matanzas que aún aplica al pueblo palestino.

 

Cuesta entender que mientras el mundo está siendo testigo del aniquilamiento del pueblo palestino en la franja de Gaza, con ya más de 1,400 muertos, la mayoría civiles, la llamada “Comunidad Internacional” (EEUU y la Unión Europea) hoy no hacen nada para detener tal masacre.

 

Cuesta entender que un ejército como el israelí, uno de los más poderosos del mundo, estén ejerciendo su fuerza destructora frente a un pueblo que no tiene ejército, helicópteros, aviones ni tanques, tan solo fuerzas de resistencia y el orgullo de sentirse palestinos.

 

Cuesta entender que un pueblo se sienta “ofendido” a la menor crítica al Estado de Israel y sus políticas para con el pueblo palestino e inmediatamente ponen sobre la mesa su papel de “víctima” con lo de “anti-semitismo”, “holocausto judío”, “6 millones”, “racismo”, etc.

 

Cuesta entender que lo que llamamos “comunidad judía” hoy estén representados por Judíos-Sionistas y no por representantes del Judaísmo, sirviendo fielmente a los intereses del Sionismo y la propaganda israelí.

 

Cuesta entender que un “país” como “Israel” se jacte ante el mundo de ser la única “democracia” en el Medio Oriente, pero al mismo tiempo permita gigantescos muros Apartheid de hormigón, NO PERMITA EL RETORNO DE MILLONES DE PALESTINOS, cultiva el RACISMO en los centros educacionales o que su respuesta ante la victoria democrática de Hamas sean ya tres operaciones militares para acabar con la organización.

 

Cuesta entender que mientras se asesina IMPUNEMENTE al pueblo palestino la propaganda israelí siga repitiendo la gran mentira de que se están “defendiendo” frente a los “miles de cohetes que podrían haber matado a tres millones de israelíes”.

 

Cuesta entender que hoy frente a nuestras narices los Judíos-Sionistas tengan un ghetto en Gaza, donde ellos deciden quiénes entran y quiénes salen, se les mantiene bloqueados económicamente, se les bombardea, no se les permite pescar en sus aguas, etc. Pero ¿a quién le importa? Lo Medios repiten la propaganda Judeo-Sionista del Estado de Israel, la “comunidad judía” apoya las decisiones de Israel, EEUU y Europa ni se inmutan con la destrucción, sufrimiento, muerte, humillación que está sufriendo el pueblo palestino... No por nada la ideología SIONISTA tiene tomada la gran industria del Cine, los Grandes Medios de Comunicación o el Congreso de EEUU.

 

Cuesta entender el silencio COMPLICE de políticos, estructuras internacionales de Derechos Humanos, figuras famosas de la gran Industria del Entretenimiento, que gustan apoyar la línea de opinión de los EEUU y la Unión Europea con respecto a los “Derechos Humanos” cuando se trata de Cuba, Venezuela, Irán, Rusia o China, pero cuando hoy asesinan y masacran IMPUNEMENTE al pueblo palestino en Gaza quedan callados, y si abren la boca gustan quedar bien “con Dios y con el Diablo”.

 

Cuesta entender que mientras Israel bombardea a Gaza, sabiendo de los múltiples muertos y heridos, EEUU se alista sin ninguna vergüenza para entregar más municiones a Israel y poder prolongar el sufrimiento del pueblo palestino.

 

Es que cuesta entender de los Judíos-Sionistas cuando hablan de “odio” hacia Israel, pero no les dice nada en sus “cabecitas” el que estén ocupando un territorio que se les arrebató al pueblo palestino, se bloquea económicamente a lo que queda de pueblo generando hambre y miseria; sin agua, sin luz, sin trabajo, puestos de control, muros de Apartheid, y para rematar se les bombardea asesinando a niños, madres, ancianos, padres, hermanos...

 

Entiéndase bien.... Gaza hoy es un especie de “Parque Temático” encubierto de Israel, que gusta bombardear, desplazar, asesinar, demoler, humillar, violar IMPUNEMENTE, cuando le apetece. El ejército de Israel no está peleando frente a otro ejército, está masacrando de a poco a un pueblo que no tiene a dónde ir y que lo único que quiere es vivir en paz en su propia tierra.

 

Esperamos que la “comunidad judía” en el mundo no se extrañe y sepa entender si el día de mañana son víctimas de actos de “intolerancia” por no haber hecho nada para detener la masacre que sufre el pueblo palestino o por permitir ser representados por Judíos-Sionistas. Porque la culpa se tendrá por permitir “líderes” que defienden los intereses del SIONISMO y no del Judaísmo.

 

Pero de una cosa estamos seguros. Tarde o temprano la VERDAD TRIUNFARÁ y terminará imponiéndose frente a la MENTIRA y el SILENCIO cómplice que hoy reina mientras un pueblo es diezmado por un pueblo con cero respeto por la vida y supuestamente “elegido por Dios”.

 

Nunca se olvidarán las masacres del cual el pueblo palestino sigue siendo víctima ni las armas prohibidas que Israel sigue utilizado a vista y paciencia del mundo como aquellas bombas de fósforo lanzadas sin vergüenza alguna en la Operación Plomo Fundido (2008).

 

Si la lacra del siglo XX fue el Nazismo, la lacra del siglo XXI sin duda será el Sionismo. Ya no hay diferencia entre la bandera del nazismo alemán y la bandera Judeo-Sionista de Israel. Frente al fascismo israelí no puede haber medias tintas.

 

Israel desgraciadamente seguirá con su prepotente proceder frente al pueblo palestino o frente a cualquier pueblo que obstaculice sus objetivos. Y por una razón muy simple: la naturaleza ideológica del SIONISMO nunca permitirá a Israel acomodarse en el Medio Oriente.

 

-- 

Níkolas Stolpkin
 
Analista político nacional e internacional - Political Analyst - Crítico de política y Cultura Contemporánea - AUTODIDACTA